Bolivia rechaza atender a argentinos en sus hospitales

El Gobierno de Evo Morales rechazó convenio de salud gratuita con nuestro país

MUNDO | 

La Cancillería de Bolivia rechazó a la Argentina la oferta de firmar un convenio de reciprocidad para que los ciudadanos argentinos y bolivianos puedan recibir atención gratuita en los hospitales públicos de ambos países.

El embajador argentino Normando Álvarez, envió el pasado 26 de octubre de 2017, una nota formal al Ministerio de Relaciones Exteriores, pidiendo que los argentinos reciban atenciones gratuitas en suelo boliviano, tal como reciben los bolivianos en territorio argentino.


La cancillería boliviana hizo llegar su respuesta el 8 de febrero último, donde le informan que tras una consulta con el Ministerio de Salud, no corresponde la firma de un convenio en los alcances señalados, porque el Estado boliviano brinda atenciones gratuitas a sectores vulnerables.

Mirá también: Pechi busca subir la edad jubilatoria y los aportes


De acuerdo con la respuesta de parte de la cancillería boliviana, las leyes bolivianas permiten la atención gratuita únicamente para mujeres embarazadas desde el inicio de la gestación hasta seis meses posteriores al parto, niños y niñas menores de cinco años, mujeres y hombres a partir de los sesenta años, mujeres en edad fértil sólo para atenciones relacionadas con salud sexual y reproductiva y personas con discapacidad. 


La polémica surgió por el reclamo del Ministerio de Salud de la provincia de Jujuy que pretende aprobar una “Ley de Recupero” para que el Estado boliviano pueda asumir los costos de las atenciones de salud, que por efectos de una ley interna, es gratuita para todos los extranjeros, o caso contrario, que todos los extranjeros que pretendan visitar esa provincia compren un seguro médico.


El gobierno de Morales no tardó en responder. El cónsul de Bolivia en Jujuy, Nelson Guarachi Mamani, repudió la idea y dijo que la veían "con muchísima tristeza, después de haber sido un Estado tan grande y que siempre tuvo una orientación humanitaria en el pasado, que no se vea con los mismos ojos la situación de los inmigrantes hoy es triste". Se refería elípticamente a la administración de Cristina Kirchner que supo tener una gran afinidad ideológica con Morales.

Mirá además: Para hallar a Muñoz, recompensa de $ 850 mil

En su momento, la administración de Morales comparó a Macri con el presidente norteamericano Donald Trump y envió a un grupo de funcionarios de la Cancillería a exigir explicaciones por el decreto presidencial al que calificaron de "discriminatorio" y "xenófobo".

Desde el gobierno de Macri, tanto la ministra de Seguridad Patricia Bullrich como el director de Migraciones Horacio García explicaron a los diplomáticos de Bolivia que no hay ninguna política discriminatoria en la Argentina sino todo lo contrario. Así, se explicó que la Argentina acelerará la expulsión de extranjeros que cometen delitos pero al mismo tiempo amplió los niveles de radicaciones de extranjeros, entre los que se encuentran en mayor medida ciudadanos bolivianos.

Más Noticias