Hallan otro refugio donde se escondió el doble femicida

Es la casa de un allegado a su círculo familiar. También hallaron, gracias a los perros, una venda con sangre y ropas.

NEUQUEN | 

LAS OVEJAS.- En una nueva serie de allanamientos, esta vez en Varvarco, los perros rastreadores marcaron que Lorenzo Muñoz estuvo en la vivienda de otro de sus allegados. Allí encontraron una venda con sangre que será peritada. El hombre fue demorado y podría ser detenido en las próximas horas.

Se efectuó una nueva serie de operativos para tratar de dar con el paradero del autor de los asesinatos de Carina Apablaza y su hija Valentina, ocurridos hace 12 días. Hoy los investigadores se incautaron de una bolsa con ropa, una toalla y una frazada, entre otros elementos.

Según fuentes de la investigación, los movimientos del allegado a Muñoz venían siendo observados de cerca porque viajaba muy seguido entre Varvarco, donde reside en el norte neuquino, y Las Ovejas.

 

Leer también: Doble femicidio: alerta en Chile por Muñoz

En un control en la ruta lo demoraron, e hicieron una inspección en su vehículo con los perros rastreadores.

Los perros marcaron la posible presencia de Muñoz en el auto, por lo que se resolvió allanar la vivienda del cuñado en Varvarco. Allí los perros detectaron rastros de Muñoz en un colchón, una frazada y una toalla.

En un galpón ubicado en la parte posterior de la casa encontraron una bolsa con ropa: había medias, pantalones, remeras y una gorra, entre otras prendas. Pero lo más importante fue que los perros encontraron una venda con sangre. Será sometida a pericias.

El hombre fue demorado y en las próximas horas lo podrían acusar de encubrimiento, como ya hicieron con otro cuñado de Muñoz, Onofre Merino.

A partir de estos hallazgos, todos los investigadores y los perros resolvieron hacer un amplio rastrillaje en la zona rural.

Mirá además: Trágico accidente sobre la Ruta 22 : Una joven muerta

Más Noticias