Macri anunciará un recorte del 20% en la administración pública

Muchos puestos de la alta administración quedarán cesantes.

NACIONALES | 

BUENOS AIRES.- El presidente argentino, Mauricio Macri retoma la actividad oficial luego de la intensa gira internacional que encabezó la semana pasada y lo hará con el anuncio del recorte del 20 por ciento en la administración pública.  

El achique se implementará en los 20 ministerios nacionales, Presidencia de la Nación y la Jefatura de Gabinete y se prevé que despidan a unas 600 personas de la denominada "alta administración nacional”

TAMBIÉN LEE: Crisis: Pymes evalúan despidos para pagar la luz

En función de implementar la medida, en cada ministerio se limitó el tope de secretarias y en vez de 6, podrán tener un máximo de 5. Además, el Gobierno podría desprenderse de áreas completas de gestión que no consideren indispensables: algunas subsecretarías podrían degradarse a direcciones, mientras que otras directamente dejarán de funcionar. 

La iniciativa, que se anunciará hoy a las 9,15, pretende generar un ahorro de entre 800 y 1000 millones de pesos y busca, fundamentalmente,  reforzar el discurso de austeridad que viene intentando instalar el Gobierno. Al realizar primero el recorte de personal jerárquico y de presupuesto general en los ministerios nacionales, el macrismo quiere impulsar el mensaje de “primero en casa”.  

La noticia del achique impactó en los 3500 cargos jerárquicos y los 210.000 empleados que se encuentran actualmente bajo la órbita del Estado nacional y que por unos instantes vieron peligrar sus puestos de trabajo.

En tanto, desde el ministerio de Modernización, comandado por Andrés Ibarra, fueron claros en diagramar cuáles serán los espacios alcanzados inicialmente por el recorte y remarcaron que no se producirían despidos en otras esferas. Aunque sí trascendió que podrían generarse reducciones en los 60 mil contratados temporarios que ingresó el macrismo al Estado y entre los cuáles si podrían darse algunas bajas en los próximos meses.

El plan de ajuste será complementado por otra “medida ejemplar”: se congelarán los sueldos del Presidente, ministros y secretarios durante un año, ya que no se implementaría a sus ingresos la recomposición salarial del 15 por ciento que propone el Gobierno. Además de evitar críticas por parte de los sindicatos, se aportaría un ahorro de unos 700 millones a las arcas del Estado. 

Los ingresos de los más altos funcionarios se mantendrán en el mismo valor que durante el 2017 y Macri deberá “arreglárselas” con un sueldo bruto de 208 mil pesos mensuales; la vicepresidente Gabriela Michetti, 192 mil, y los ministros del gabinete, 183 mil. Mientras tanto, los secretarios continuarán cobrando un ingreso promedio de 160 mil pesos.

Más Noticias