Una mujer fue encontrada degollada, atada y amordazada en un local

Nadia Arrieta tenía 31 años y estaba sola en el lugar donde era empleada. La ataron de manos y estaba en ropa interior.

NACIONALES | 

ARGENTINA.- El local N&B abrió como todos los días. A las 10 los comerciantes de Pedro Díaz al 500, en Villa Tesei, vieron a Nadia Arrieta entrar a su negocio de "regalos personalizados". Nada les llamó la atención hasta que, pasado el mediodía, un vecino escuchó los gritos de auxilio: corrió pero la mujer de 31 años ya estaba muerta. Investigan si se trató de un femicidio o de un homicidio en ocasión de un robo.

Nadie notó movimientos extraños ni vio nada raro antes de las 13, en esta esquina de Tesei, partido de Hurlingham, al Oeste del GBA.

Nadia tenía, junto a su madre, un negocio de objetos de decoración y souvenirs que vendían por Internet. Ayer fue sola, levantó la persiana y se metió en el local. La puerta estaba abierta, pero sin rastros de haber sido forzada. Cuando entró, el testigo encontró a Nadia tendida en el suelo.

Te puede interesar: Espeluznante: Colgó de cuello a un nene y reventó a azotes a otro. VIDEO 

"Tenía un corte en el cuello, las manos atadas, la boca tapada con cinta adhesiva gris y estaba en ropa interior", informaron fuentes policiales a Clarín.

A pesar de la gravedad de las heridas y de la violencia del crimen, el comercio "no estaba revuelto" ni había faltantes en la caja. "El celular estaba al lado del cuerpo de la mujer", confirmaron.

Ana, empleada de un negocio del barrio, dijo: "Llegué a las 13.30 y ya estaba la Policía. Mis compañeras no escucharon nada, se enteraron cuando llegó el patrullero. No sabemos mucho, pero no parece un robo. Ella siempre venía con la mamá y estaban con la puerta cerrada. Hoy estaba sola y tenía abierto". (Redacción especial Minuto Neuquén)

Leer también: Afirman que un policía vio a Lorenzo Muñoz, pero lo dejó huir

Más Noticias