Deportes

En su mejor año, Sergio "Maravilla" Martínez obtuvo el Olimpia de Oro

El boxeador que este año obtuvo el título de campeón del mundo de los medianos luego de vencer al mexicano Julio César Chávez, fue galardonado como el mejor deportista del 2012 con el premio otorgado por el Círculo de Periodistas Deportivos
miércoles, 19 de diciembre de 2012 · 00:00
La 58va. edición de los Olimpia contó con 42 ternas, más de 250 deportistas y 800 invitados y se llevó a cabo en el Salón Frers del recinto ubicado en avenida Sarmiento 2704.

"Maravilla" Martínez logró el de oro por primera vez tras su consagración como campeón de los medianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y luego de superar por apenas tres votos al taekwondista Sebastián Crismanich, que en los Juegos Olímpicos Londres 2012 logró la única medalla dorada de la delegación argentina en la competencia.

Aunque Crismanich no se llevó solo con el Olimpia de plata, ya que recibió un premio especial que dio por primera vez el ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento).

Otro de los candidatos al máximo galardón fue Lionel Messi, Olimpia de Oro 2011, tras los 90 goles que lleva marcados en el año, con los que estableció un récord en la historia del fútbol mundial.

El galardonado aseguró que es "otro sueño cumplido desde hace muchos años". "Estoy muy feliz, muy emocionado. Estoy cumpliendo otro sueño inmenso que tuve durante muchos años. Es un orgullo haber ganado este premio teniendo a deportistas como Sebastián Crismanich y Leo Messi", dijo al borde de las lágrimas el campeón mundial mediano.

Por otro lado, el quilmeño resaltó que "la vida está para pelearla, como en ese último minuto y medio de la pelea con Chávez" y que es importante "levantar a nuestro país".

"Se lo dedico a todos los deportistas, al Círculo de Periodistas, uno no se prepara para esto, pero fue muy motivador lo que me pasó este año", concluyó Martínez.

Martínez fue el décimo boxeador premiado con el Olimpia de Oro y llegó a esta instancia tras haber producido una verdadera revolución en el boxeo nacional, con un reconocimiento popular que no se vivía desde los tiempos de Carlos Monzón y Nicolino Locche.

`Maravilla´ recuperó este año el título mediano del CMB, cuando derrotó por decisión unánime en 12 rounds al mexicano Julio César Chávez junior, en una dramática pelea disputada en el Thomas y Mack Center de Las Vegas el 15 de septiembre pasado.

El camino a la reconquista del cinturón, que hace cuatro décadas perteneció al célebre Monzón, comenzó en 2010 cuando le retiraron la corona porque se negó a defenderla ante el alemán Zbik, por pedido de la cadena televisiva HBO -tiene los derechos de Martínez-, que "no tenía interés" en programar ese combate.

Entonces el presidente del CMB, José Sulaimán aprovechó la circunstancia: convenció a ´Maravilla´ para que resignara la corona con la promesa de darle una oportunidad inmediata y, le permitió a Julio César Chávez júnior combatir con Zbik, a quien le ganó y obtuvo el cetro mediano.

De allí en más Martínez y su manager, el neoyorquino Lou DeBella y el asesor Sampson Lewkowicz, comenzaron arduas negociaciones para llegar a una instancia mundialista ante Chávez junior, mientras el bonaerense derrotaba a Sergei Dzinziruk –ganó el cinturón de Diamantes-, Darren Barker y Mathew Macklin.

Pero en una pelea que se recordará por mucho tiempo, `Maravilla´ le propinó un nocaut espectacular en dos rounds al norteamericano Paul Williams quien recibió una potente y precisa izquierda en el rostro que lo dejó inmovilizado en la lona durante varios minutos en noviembre de 2010 en Atlantic City.

Para llegar a una pelea titular ante `Julito´ Chávez, el bonaerense tuvo que pelear bastante con Sulaimán y los manejadores del mexicano quienes hicieron lo imposible para dilatar ese pleito tan soñado por Martínez que tuvo su oportunidad y la aprovechó para volver a ceñirse el cinturón mediano CMB.

Después de haber emigrado a España durante la crisis económica-social que se vivió en Argentina, el quilmeño se radicó en Madrid donde al principio -según sus declaraciones-, pasó "necesidades".

Aunque esa adversidad no fue impedimento para seguir con la práctica del boxeo hasta llegar a esta realidad que lo

Otras Noticias