SILLAZOS Y VIDRIOS ROTOS

Violento escándalo en la negociación del refuerzo para Boca

La negociación comenzó en diciembre, ya que fue solicitado por Barros Schelotto.
martes, 23 de enero de 2018 · 12:47

BUENOS AIRES.- El pase del defensor paraguayo Gustavo Gómez del Milan de Italia a Boca Juniors es la novela del verano. Aunque más en un culebrón, se está transformando en un drama. Su agente protagonizó un escándalo que puede traer consecuencias inesperadas.

Según el programa “No todo pasa” de TyC Sports, Augusto Paraja, representante del ex zaguero de Lanús, llegó este lunes a la oficina del director deportivo del AC Milan con una oferta clara y concreta que cumplía con todo lo pedido anteriormente por los italianos. Boca pagaba 5 millones de dólares por el 80% del pase de Gómez y Guillermo Barros Schelotto tendría en su equipo a uno de sus defensores predilectos.

ADEMÁS LEE: Golpe a Boca: ¿se va Cristian Pavón?

Massimiliano Mirabelli, mandamás del fútbol del rossonero, dice “no, por este dinero Gustavo Gómez a Boca no se va”, rechazando la última oferta del Xeneize. A pocas horas del cierre del libro de pases, la transferencia cae inevitablemente.

Paraja reaccionó de la peor manera. Gómez quiere irse, Boca lo quiere, Guillermo lo tiene como prioridad y Daniel Angelici le hizo una oferta seria y potente. Ante el rechazo del Milan, el agente, sufriendo un incontrolable ataque de nervios, revoleó por los aires la silla en la que estaba sentado y rompió los vidrios de la oficina de Mirabelli.

Gómez llegó al Milan en julio de 2016 tras ganar el campeonato argentino con Lanús. Los italianos pagaron por su ficha 8 millones de dólares. En la temporada 2016/2017 disputó 21 partidos, contando amistosos, y en lo que va de la actual sólo fue parte de diez minutos en un encuentro de la Europa League.

Gustavo Gómez en el Milan

Otras Noticias