Espectáculo

La crisis entre Tobal y Cabré tiene nombre: La China Suárez

Según publica el Diario Crónica, Eugenia entró en crisis por los celos que le despierta la novia de Nacho Viale.
sábado, 24 de diciembre de 2011 · 00:00
Todos conviven en la serie televisiva Los únicos, ahora el ¿cómo lo hacen? sólo Dios lo sabe.  El amor y el enigma de su destino no deja ser tema de novelas, de culebrones, de libros y cuentos, pero también se instala en la vida, en la realidad.

Hoy por hoy, el amor de Nicolás Cabré con su esposa, colega y compañera Eugenia Tobal está en crisis. En camas y techos separados. Después de 8 meses de unión conyugal, algo los separó, aunque ambos seguirán compartiendo sus jornadas en la segunda temporada la exitosa ficción Los únicos.

Pero ahí, en la misma Pol-ka, en la misma tira, está también el motivo de la crisis, y esta circunstancia tiene nombre y apellido. Su dueña se llama María Eugenia Suárez, la bella modelo y actriz que está en pareja con el productor Nacho Viale del Carril, el nieto de Mirtha Legrand.

Pero es también la mujer que le quita el sueño a su colega Tobal, que nunca la quiso en el elenco y vio con malos ojos su incorporación, y es también la diosa que la hace morir de celos cada vez que tiene que jugar o interpretar alguna escena con Cabré.

A tal punto que las peleas y las discusiones por las escenas compartidas los llevaron a más de un enfrentamiento. Algunos hasta creen ver otras historias que finalmente desembocaron en el abandone del actor y galán del departamento que compartían desde que se consagraron en matrimonio.

Nicolás se fue del nido de amor y hoy está establecido en suntuosa casa de Pilar, mientras se supo que Eugenia tenía un par de pasajes para irse de vacaciones juntos al Caribe, cosa que el propio Cabré desechó en propuesta que Tobal ahora reprogramará para irse sola o con alguna amiga, para oxigenarse y disfrutar de un merecido descanso.

Lo cierto hasta el momento es que todos seguirán en la segunda temporada de Los únicos, con elenco renovado y con una Eugenia Tobal y una María Eugenia Suárez que no se tienen ninguna simpatía, y sí muchos motivos para no quererse nada. En tanto, Cabré sigue lejos de reconciliarse.