Los famosos argentinos en Miami: "Esperamos lo peor"

Algunos prefirieron evacuar, otros se quedaron en sus departamentos.
jueves, 07 de septiembre de 2017 · 00:00
ESTADOS UNIDOS.- Se espera que el huracán Irma, que ya dejó al menos 10 muertos en el Caribe, llegue a Florida, Estados Unidos, este fin de semana y los especialistas pronostican resultados "devastadores". Las calles de Miami lucen desérticas y los famosos argentinos que allí viven, al igual que todos sus habitantes, toman todos los recaudos necesarios para protegerse del fenómeno devastador.

La actriz Sabrina Olmedo (47) decidió quedarse con su familia en su departamento, preparado para estos fenómenos, a pesar de encontrarse en la zona costera. "Decidimos quedarnos porque a donde vayamos va a ser un caos y va a estar todo inundado. Tenemos provisiones para una semana y baterías extra para nuestros celulares. Cuando llegue el huracán vamos a estar en una escalera donde es todo concreto, con colchones y las provisiones necesarias para estar las cinco horas de la tormenta", contó a Teleshow.

Distinta es la decisión que tomó la actriz y modelo Claudia Albertario (40) que, junto a su pareja, sus hijos y sus perros, partieron rumbo a Orlando hasta el martes, después de que pase el Huracán, y se descargó una aplicación que funciona como un Walkie Talkie para comunicarse con sus seres queridos. "No es alarmante pero hay que prepararse de la mejor manera para lo peor. Acá se vive así, preparando las aguas y los autos, nos vamos con otras dos familias para prevenir por si se inunda o los vientos son más fuertes de lo que se espera", anunció a través de un video.
 
Catherine Fulop (52) se encuentra en Buenos Aires pero no puede ocultar su preocupación por sus hermanas, que viven en Miami. En diálogo con Teleshow, contó cómo viven la situación allí: "Una de mis hermanas vive en Pompano Beach, declarada zona de desastre, y tuvo que evacuar su casa. Se pronostica que las lluvias lleguen el sábado así que se va a ir a la casa de mi otra hermana. La familia Sabatina también tiene un departamento, pero está en un edificio muy alto, que está preparado para los huracanes. Las ventanas están todas tapiadas con maderas o chapas de metal por los objetos que es vuelan con el viento. Estoy preocupada por mi familia y rezando que no pase nada".

La conductora Natalia Denegri (41) viajó el domingo pasado a Los Ángeles para presenciar el Festival de Cine Burbank International por su trabajo en la película Uma, y no puede regresar a su hogar en Miami: "Deberíamos volver el lunes pero American Airlines ya nos avisó que van a estar todos los vuelos cancelados. En mi casa no hay nadie: la mucama y el personal de mantenimiento de la piscina y la parte exterior están protegiendo todo".

El artista Esteban Villarreal contó que hace diez días que en Miami se están preparando para la llegada de Irma. Si bien tenía pensado quedarse en su condominio en Key Biscayne, sus allegados le recomendaron que se dirija a un lugar más seguro. Y él siguió sus consejos: "Ante las insistencias de mis amigas levanté todas las cosas del balcón, las plantas, las macetas, puse como una telaraña en las ventanas por si llegan a explotar y me estoy yendo con mi perro a Hollywood Beach, a la casa de unas amigas".

La periodista Nazarena Nóbile, que no se encuentra en su hogar en Miami, cuenta la situación que está viviendo allí su marido, Juan Baldi: "En la zona donde estamos nosotros dijeron que hay que evacuar. Mi marido se lo estaba tomando a la ligera pero hoy ya se abasteció y se va a la casa de un amigo que vive con su mujer, en una zona más protegida y más adentro del continente. También va a proteger los autos: los tenemos en una planta baja y hay que subirlos a pisos más altos".

El humorista Martín Sipicki, que interpretaba a Diego Santilli en Gran Cuñado, fue al supermercado, les puso shetters a sus ventanas (una suerte de persianas de aluminio) y se irá con su pareja y sus dos hijas a la casa de su cuñada, más alejada de la costa: "En este momento parece un día normal del playa en Miami, pero se viene una brava. La gente acá dice que el huracán más fuerte fue el Andrew en 1992, y este es más fuerte. Los supermercados están vacíos, no hay agua ni bolsas de arena para proteger las puertas. No sé cuánto es verdad y cuánto no, pero por la desesperación de los medios parece que se viene con toda".

Otras Noticias