Mujer

TaoSmilingSex, la nueva técnica para mejorar las relaciones sexuales

Que el sexo es pura energía es algo evidente pero ¿y si esa poderosa energía pudiera canalizarse de manera que repercutiese en el propio bienestar y en la mejora de las relaciones con los demás? ¡Sería fantástico!
domingo, 20 de mayo de 2012 · 00:00

Que el sexo es pura energía es algo evidente pero ¿y si esa poderosa energía pudiera canalizarse de manera que repercutiese en el propio bienestar y en la mejora de las relaciones con los demás? ¡Sería fantástico! Ese es el objetivo final del SmilingSex, una de las ramas del método TaoSmiling, un completo programa de formación que abarca distintos ámbitos de la persona, no sólo las relaciones sexuales sino también el cuidado y amor hacia uno mismo (SmilingSelf) o el ámbito laboral y de los negocios (SmilingBusiness).
El método se basa en la filosofía Tao, uniendo antiguas técnicas orientales con conocimientos médicos, antropológicos y con aquellos relacionados con la inteligencia emocional. Liberarse de miedos y ataduras sociales, tomar consciencia positiva de la propia existencia, buscar la armonía con el entorno, fortalecer la propia voluntad y en definitiva optimizar la vida en todos los ámbitos son las metas de este método cuya creadora, Maite Chamón, está dando a conocer a través de distintos cursos en Europa y América.
El TaoSmilingSex, a través de diversas técnicas y ejercicios concretos, consigue que el amor hacia uno mismo y hacia la pareja sea cada vez mayor, creando un lazo íntimo difícil de romper. Aumentar la sensibilidad, fortalecer la musculatura perineal, explorar las zonas erógenas, controlar la respiración, expresarse con las palabras y sonidos adecuados en cada momento… técnicas destinadas a conseguir una relación profunda, en la que disfrutar al máximo del placer y en la que el coito sea una manera de dar y recibir lo mejor del otro. Se trata, además, de hacer posible que esa energía que fluye durante la relación proporcione no sólo una experiencia única sino que pueda convertirse en un “motor” que revitalice todo el organismo aumentando la salud y el bienestar físico y emocional.

En la práctica


Puedes acercarte a las técnicas del SmilingSex sola o con tu pareja. Os espera un universo de nuevas sensaciones, empezando por el descubrimiento del propio cuerpo y su sexualidad y terminando por los movimientos y posturas más beneficiosas para lograr una relación plena que además contribuya a que la pareja se regenere con su propia energía. Conocer cómo el tacto y las caricias en los genitales influyen en otros órganos del cuerpo (reflexología genital); saber la potencia sexual que puede llegar a desprenderse dependiendo del momento del ciclo ovárico en el que te encuentres (ovulación, menstruación, menopausia); entender mejor ese intercambio casi mágico de energía que se produce durante la relación, o descubrir los movimientos idóneos para que la penetración sea más placentera y prolongue el orgasmo son algunos de los temas teóricos/prácticos que abarca el SmilingSex.
Los que ya conocen y practican el método aseguran que son muchos sus beneficios. Smile significa sonrisa, el SmilingSex parte de la “sonrisa interior”, de la capacidad de uno mismo para mirarse interiormente con dulzura y cariño para luego poder dar ese amor al otro y a todo lo que nos rodea. El resultado son relaciones profundas, liberadas de prejuicios y cargadas de una energía positiva capaz de favorecer el desarrollo físico y emocional en total armonía con el entorno.
Si te animas a ponerlo en práctica tienes distintos cursos de duración variable donde recibirás las primeras “clases” que, por supuesto, deberás poner en práctica, descubriendo, tal vez, el sexo con tu pareja de una manera muy diferente.