Mundo

Científicos peruanos temen mayores daños de Dakar 2013 en zonas arqueológicas

Un grupo de paleontólogos peruanos advirtieron que el rally Dakar 2013 amenaza con causar nuevos daños a vestigios paleontológicos de más 20 millones de años en la región de Ica.
Científicos peruanos temen mayores daños de Dakar 2013 en zonas arqueológicas
lunes, 17 de diciembre de 2012 · 00:00
En la última edición del Dakar, en la que Lima fue la meta de la famosa competencia internacional, los vehículos en competencia y centenares de espectadores causaron daños irreparables en fósiles que se encuentran en Ica a lo largo de 400 km (a unos 310 km al sur de Lima), dijeron los científicos.

"El daño es evidente cuando uno va a la zona de fósiles en Ocucaje (Ica) y encuentra el deterioro de muchos fósiles por vehículos que les pasaron por encima" dijo a la AFP Carlos Vildoso, director del Instituto Peruano de Estudios de Paleovertebrados.

Vildoso manifestó que los daños irreparables fueron por la falta de previsión de los organizadores en la señalización de la ruta del rally que recorrió en enero pasado el desierto de Ica, zona donde se ubica el cementerio de fósiles del Mioceno más importante del mundo.

"Tenemos muchos esqueletos de mamíferos de gran tamaño, sobre todo ballenas y delfines fosilizados, y restos de invertebrados, que han presentado daños por el tránsito de los vehículos. La ruta prácticamente ha pasado por encima de los animales" señaló el paleontólogo peruano tras hacer un monitoreo de los daños luego del paso de la carrera por esa zona.

El director del Museo Paleontológico Meyer Hönninger, en Lima, el paleontólogo Klaus Hönninger manifestó que esta situación fue informada a los organizadores del rally Dakar 2013 y a las autoridades peruanas, pero afirmó que hasta el momento no mostraron interés en el informe a fin de tomar recaudos en la próxima competencia.

Explicó que en ciertos casos los pilotos no respetan la rutas de la competencia utilizando una vía que no está en el GPS de sus vehículos y toman el tramo más sencillo. A eso se suma los centenares de espectadores que no respetan los restos fosilizados (patrimonio cultural peruano) y los deterioran.

"Están dejando ese desierto hecho una desgracia" dijo a la AFP Hönninger luego de explicar que los fanáticos de la competencia "arrancaron vertebras de ballenas fosilizadas y dejaron toneladas de basura. He encontrado incluso llantas de repuesto de los competidores" agregó indignado.
Hönninger indicó que ni los organizadores de la carrera ni el ministerio de Cultura (encargado de preservar el patrimonio peruano) "aceptan su responsabilidad" por estos daños.
"La posición que nosotros tenemos es que los organizadores busquen otra ruta para evitar el deterioro del cementerio de fósiles" anotó Hönninger, que solicitó se nombre a una entidad para que asuma la responsabilidad de que se respete la ruta del Dakar.
En el desierto de Ocucaje, hace 20 años, aparecieron los primeros indicios de la existencia, hace millones de años, de tiburones gigantes y cachalotes de hasta 20 metros de largo.
En la zona afectada, los geólogos peruanos descubrieron en febrero de 2012 restos de una ballena enana de unos 3,6 millones de años.

El ministro de Cultura peruano, Luis Peirano, que participó en la presentación oficial del Rally Dakar 2013 el martes, aseguró que la carrera no pondrá en peligro el patrimonio cultural en su recorrido por territorio peruano.

"El Perú tiene un riquísimo patrimonio que tiene que cuidar y proteger" dijo Peirano luego de informar que en cada región profesionales del ministerio trabajarán con los organizadores para que las rutas establecidas no dañen el patrimonio cultural.

El ministro de Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, garantizó que no se producirá ningún daño a la naturaleza o áreas conservadas, ya que el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP) "ha cuidado que el rally nunca se realice sobre territorios protegidos".

Mientras tanto, en Chile, instituciones públicas trabajaron junto con los organizadores de la prueba durante 10 meses para demarcar las rutas y señalizar las zonas del norte chileno en las que los vehículos podrían causar daños en lugares arqueológicos o en localidades antiguas como San Pedro de Atacama.

"En

Otras Noticias