Hallan 800 esqueletos de niños en un convento

Congregación de monjas irlandesas aseguraron que cooperaran para esclarecer los hechos.
Hallan 800 esqueletos de niños en un convento
jueves, 05 de junio de 2014 · 00:00

IRLANDA.- Una congregación de monjas católicas irlandesas informó que participará activamente en la investigación de los casos de enterramiento de 800 niños en fosas sin identificar ocurridos en centros gestionados por religiosas, cuyos esqueletos fueron descubiertos hace poco.

Mediante un comunicado publicado este jueves a la cadena pública RTE, las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús afirman que su intención es sacar a la luz "un capítulo muy triste de la sociedad irlandesa".

Según el diario español El Mundo, el hallazgo de unos 800 esqueletos de niños en una fosa séptica cercana a un convento de monjas hizo que la sociedad irlandesa se levantara en reclamo de la verdad a una iglesia muy cuestionada por las graves acusación de abuso sexual de menores.

Según la investigación de una historiadora irlandesa, podría haber 796 bebés y otros menores enterrados en una fosa sin identificar en lo que antiguamente era un convento católico en Tuam, en el condado irlandés de Galway (oeste de Irlanda).

La investigación

De acuerdo con El Mundo, Catherine Corless descubrió certificados de defunción que indican que cientos de niños yacen en el espacio que ocupaba un tanque séptico del edificio conocido como "El Hogar", que acogía a madres solteras y que estuvo regido de 1926 a 1961 por la hermandad de monjas del Bon Secours. Además, las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús gestionaron durante años otras tres casas de acogida para madres solteras en sus congregaciones de Bessborough (sur), Castlepollard (al oeste de Dublín) y Sean Ross Abbey (centro).

"Una persona me habló de la existencia de un cementerio de recién nacidos, pero lo que encontré allí fue mucho más que eso", explicó Corless sobre el descubrimiento. La historiadora estaba investigando los archivos del antiguo convento de Tuam, hoy convertido en una urbanización, cuando descubrió que 796 niños habían sido enterrados cerca del complejo sin ataúd ni lápida.

Los recién nacidos eran enterrados de forma secreta por las monjas del Convento de Bon Secours. Por ahora se desconocen los motivos de las muertes de los pequeños pero todo apunta a que pudo deberse a la neumonía, la malnutrición, la tuberculosis o al maltrato.

Por ahora, los ministros de Justicia y de Infancia, Frances FitzGerald y Charlie Flanagan, respectivamente, se comprometieron públicamente a estudiar la cuestión para determinar cual es la mejor vía de actuación. (Redacción Minuto Neuquén)

Otras Noticias