Veterinaria asesinó de forma cruel al perro de su vecino ¡Horror!

La mujer fue detenida en el insólito caso. El perro tuvo que ser sacrificado.
viernes, 22 de diciembre de 2017 · 00:00
ESTADOS UNIDOS.- Un espantoso caso de violencia sorprendió a Nueva Orleans. Una veterinaria le disparó en la cabeza a Brusier, el perro bulldog de un vecino porque su persistente ladrido le molestaba.

"Esto no es normal", fue lo que señaló el sheriff Joe Lopinto a la prensa al dar a conocer el extraño caso que conmueve a River Ridge, un pequeño pueblo de estado. 

"Es una locura, un veterinario disparando al perro de su vecino de al lado. Locura. No sé qué nombre ponerle. Esto no es lo que los veterinarios hacen… Todos podemos quejarnos sobre los ladridos del perro de un vecino, pero esto supera todo", agregó en la conferencia de prensa Lopinto.


Stacey Fitzner, la dueña del bulldog de 15 meses, señaló a la cadena WVUE que su perro era amigable y querido por todos… salvo por su irascible vecina veterinaria, el menos pensado. "Siempre estaba en la cama con nosotros", contó la mujer describiendo hasta dónde llegaba el amor por su perro. Pero Kelly Folse no lo quería. Al contrario, lo odiaba.

Harta de los ladridos, Kelly Folse -veterinaria de 35 años- grabó al perro en acción, envió los videos a la policía y llenó papeles denunciando lo molesto de la situación y se los enviaba a la dueña. Fueron seis meses de colectar pruebas, hasta que dijo basta.

https://www.infobae.com/new-resizer/9L3LkqlSkFAWakhB_p-dOldrh4E=/600x0/filters:quality(100)/s3.amazonaws.com/arc-wordpress-client-uploads/infobae-wp/wp-content/uploads/2017/12/22094545/Kelly-Folse-veterinaria-asesina-5.jpg

El pasado miércoles cuando Fitzner fue a su trabajo su madre pasó por el frente de su vivienda y vio a Brusier tendido sin reaccionar. Al acercarse pudo ver el dramático cuadro. El revoltoso perro estaba en un charco de sangre. Tenía una herida de bala en la cabeza pero aún estaba con algo de vida.

Fue trasladado de urgencia al Hospital Veterinario Abadie, donde Folse trabajaba. Y aunque su vecina no estaba, los otros médicos intentaron reanimarlo, sin suerte. La bala había ingresado a su cráneo por el ojo derecho. Los médicos aconsejaron sacrificarlo para que el sufrimiento no continuara. Y así lo hicieron.

Fitzner dio aviso a la policía y señaló a Folse como posible responsable. Les mostró mensajes de texto inapropiados que su vecina le había enviado respecto al perro. Los oficiales allanaron la vivienda de la veterinaria y la detuvieron por crueldad animal agravada, posesión y disparo de arma de fuego y posesión de drogas. 

Otras Noticias