Mujer de 83 años sale en libertad tras matar a su hijo discapacitado

La mujer cometió el atroz crimen.
Mujer de 83 años sale en libertad tras matar a su hijo discapacitado
viernes, 16 de febrero de 2018 · 09:48

MADRID.- Según la Fiscalía, la mujer decidió acabar con la vida de su hijo -cuya dependencia de ella era absoluta al encontrarse falto de movilidad, ciego, sordo y mudo-, al verse mermada en sus capacidades físicas para continuar asumiendo los cuidados. Para ello, trituró los medicamentos en dos vasos de agua: una para el fallecido y otro para ella.

La anciana de 83 años de edad que acabó con la vida de su hijo, de 64 años y con discapacidad, intoxicándolo con 16 blísteres de medicamentos ha sido condenada a libertad vigilada durante seis años, con la obligación de someterse a tratamiento psiquiátrico sin internamiento.

TAMBIÉN LEE: Espantoso asesinato de joven a su novio durante un juego sexual

Esta mujer, María Luisa M.B., ha respondido tras estos hechos este viernes ante el jurado popular de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Madrid por la presunta comisión de un delito de asesinato con alevosía.

La Fiscalía Provincial de Madrid, que reclamaba hasta seis años de cárcel, y la defensa de la anciana hayan llegado a un acuerdo de conformidad para su condena por un delito de asesinato con alevosía y agravante de parentesco. A María Luisa M.B., nombre de esta mujer, se le ha aplicado la eximente completa por su condición psicológica.

ADEMÁS LEE: El llanto de un forense por el atroz crimen y violación de una pequeña

De acuerdo con la Fiscalía, la mujer decidió acabar con la vida de su hijo -cuya dependencia de ella era absoluta al encontrarse falto de movilidad, ciego, sordo y mudo-, al verse mermada en sus capacidades físicas para continuar asumiendo los cuidados que requería. También lo habría hecho con el fin de evitar que "sus otros hijos tuvieran que soportar la carga del hermano cuando ella faltara".

La acusada, según las conclusiones provisionales del Ministerio Público, repartió el contenido de los medicamentos triturados en dos vasos: uno para el hijo y otro para ella misma. A ambos los encontró inconscientes una de sus hijas, aunque la mujer corrió mejor suerte que el fallecido. 

Más de

Otras Noticias