Choferes violan a una mujer y quedan libres por insólita y escandalosa razón

La víctima, una moza de micro, denunció ante la fiscalía que los dos conductores la drogaron y la violaron en el interior del ómnibus. Sin embargo, los acusados no quedaron detenidos.
Choferes violan a una mujer y quedan libres por insólita y escandalosa razón
lunes, 11 de junio de 2018 · 12:40

 PERÚ.- Enorme polémica en Perú por la forma en que las autoridades manejaron el caso de violación de una empleada de una compañía de transporte. El hecho ocurrió el jueves 7 de junio en un micro que se trasladaba de Arequipa a Lima y los agresores son dos choferes, compañeros de la víctima.  

De acuerdo a la denuncia realizada por la víctima de 25 años, que trabaja como terramoza, los acusados, identificados como Daniel Pérez, de 40, y su copiloto Marcelino Vicente, de 44, la drogaron al inicio del viaje.   

La mujer precisó que comenzó a sentirse mal luego de que los conductores le dieran un vaso de vino que usualmente se sirve a los pasajeros y que uno de los choferes le sugirió descansar en una cama ubicada detrás del asiento del piloto, donde se quedó dormida.  

"Subí a la cabina y le dije al conductor que me sentía mal y mareada. Uno de ellos me dice: 'No te preocupes, yo hago tu servicio, repartir la comida y las bebidas, solo hasta allí recuerdo", relató la víctima, citada por Diario Correo, según recoge RT.  

Cuando despertó a mitad del camino, según afirmó, estaba semidesnuda, tenía heridas visibles en el rostro y dolor en sus partes íntimas. La mujer increpó a los compañeros de trabajo, quienes le admitieron haberla violado, remarcó la víctima.  

Según los medios locales, la terramoza denunció a los conductores y fue sometida a un examen médico que confirmó heridas compatibles con agresión sexual. Los agresores, por su parte, confesaron haber mantenido relaciones sexuales con la víctima pero afirmaron que fueron consentidas, informa La República.  

Leer también: Esperaba el colectivo y fue protagonista de un fascinante hallazgo

Irregularidades del caso  

A pesar de la gravedad del caso en sí mismo, lo que causó polémica e indignación fueron las serias irregularidades en torno al hecho.  Tres horas después de la denuncia los sospechosos fueron detenidos pero la fiscal adjunta de la provincia de Lima, Karina Toledo, los puso en libertad alegando que debían ser procesados en Nazca, ciudad intermedia entre Lima y Arequipa donde, según la víctima, había ocurrido la violación.   

El jefe de la Región Policial Lima, Gastón Rodríguez, reveló que los documentos que fueron emitidos y posteriormente sellados en la Fiscalía de esa provincia se alteraron tras la decisión de Toledo. "El documento ha sido borrado con 'liquid paper' (corrector para tinta). Es decir, nunca estuvieron los detenidos acá (en la Fiscalía)", indicó Rodríguez.  

Mirá además: Inusitada guerra por la herencia de Juan Alberto Badía. Mirá

A pesar de que las leyes peruanas determinan que los delitos se investigan y juzgan en el lugar de los hechos, también obligan a las autoridades a iniciar la investigación correspondiente en caso de tener conocimiento de un crimen.








Más de

Otras Noticias