Sociedad

La juzgan por quedarse con dinero que un hombre puso por error en su caja de seguridad

Una abogada comenzó a ser juzgada por haberse apropiado en 2005 de 197.800 dólares de un anciano.
lunes, 06 de abril de 2009 · 00:00
Una abogada comenzó a ser juzgada este lunes acusada de haberse apropiado en 2005 de 197.800 dólares que un anciano había dejado por error en su caja de seguridad de un banco del barrio porteño de Recoleta, informaron fuentes judiciales.

En su indagatoria realizada este lunes ante el juzgado nacional correccional 9 porteño, la abogada Graciela Comesaña aseguró que se trató de una confusión y argumentó su error en que ella dejó su dinero, unos 66.000 euros y 7.600 dólares, en la caja de seguridad del anciano pensando que era la suya.

La mujer llegó a juicio oral acusada del delito de "apropiación ilícita de cosa por error" y en caso de ser encontrada culpable por la jueza Ana Díaz Cano, podría recibir como pena una multa económica.

Según la investigación que llevó adelante personal de la comisaría 17 de la Policía Federal, todo comenzó en diciembre del 2005, cuando la abogada concurrió al banco Francés ubicado en la avenida Callao y Las Heras a realizar movimientos en su caja de seguridad. Según las cámaras de seguridad del banco, la mujer abrió su caja y se retiró a un box privado en el que se cree que depositó dinero.

Al mismo tiempo, un hombre llamado Felipe Jordán (fallecido en el 2007 a los 82 años) también ingresaba al banco para depositar dólares en su caja de seguridad, por lo que coincidió con la abogada en el subsuelo de la entidad bancaria.

Según determinaron los investigadores, al finalizar sus movimientos, el anciano dejó por error en el casillero de la abogada su caja de seguridad con -según denunció- 197.800 dólares y se retiró.

La abogada contó en el debate que ella también dejó por error su caja de seguridad en el casillero del anciano y se retiró sin darse cuenta de la confusión.

A la semana siguiente, la abogada concurrió nuevamente para realizar movimientos de su caja y los investigadores presumen que en esa oportunidad descubrió que había 197.800 dólares que los extrajo sin mencionarlo en el banco.

Cuando Jordán volvió a ir al banco a retirar su dinero con intenciones de comprar un departamento, comprobó que en su casillero había 66.000 euros, 7.600 dólares y acciones a nombre de la abogada Comesaña, por lo que denunció la desaparición.

De inmediato, las autoridades del banco llamaron a la mujer y la hicieron abrir su caja, pero la misma estaba totalmente vacía.

En el juicio oral, la letrada admitió que se había equivocado de casillero al dejar sus valores, pero dijo que dentro de la suya no había nada.

La mujer comenzó a ser juzgada por "apropiación ilícita de cosa por error", un delito correccional, y el miércoles próximo escuchará el alegato del fiscal del debate, Sebastián Radle, luego el del abogado Esteban Lascano, representante de la familia Jordán, y finalmente el de su defensor, Hugo Juvenal Pinto.

En la audiencia de este lunes, la jueza Díaz Cano escuchó la declaración de la viuda de Jordán, llamada Rosa Sánchez Orondo, quien aseguró que su marido había traído los 197.800 dólares de Estados Unidos -donde residía- con intenciones de comprarse un departamento.

Según la mujer, el robo del dinero "precipitó y aceleró la muerte" de su marido "por los nervios y la desesperación sufrida en ese momento".

Pero también la jueza la interrogó sobre si estaba segura de que su marido había dejado los 197.800 dólares dentro de la caja de seguridad, o si existía la posibilidad de que nunca lo hubiera hecho.

La mujer aseguró que la mitad de ese dinero había estado dentro de otra caja de seguridad a su nombre en el mismo banco hasta algunos días antes y que, cuando recibió la otra mitad, su marido llevó el total a la caja de seguridad de la cual, luego, desapareció.