SALTA

Presa habría quedado hemipléjica tras ser encerrada en un celda de castigo

Según contó su hermana, la joven quedó castigada tras intentar sacar una cámara que mostraba abusos cometidos en la cárcel.
martes, 12 de diciembre de 2017 · 00:00
SALTA.- Una joven quedó hemipléjica tras ser drogada y confinada a una celda de castigo durante 20 días en el penal de Villa Las Rosas, de Salta, donde se encuentra detenida por narcotráfico, según denunciaron sus familiares.

María Fernanda Yapura, de 20 años, fue confinada a una celda de 1,50 por 1 metro, sin baño, luego de que su hermana Marcela, al visitarla en la cárcel, fuera sorprendida al intentar sacar del establecimiento una cámara, animada por otras internas que le aseguraron que contenía imágenes que probaban abusos que se cometían en el penal.

"Yo fui la causa y la excusa por la que el personal del Servicio Penitenciario tomara represalias con mi hermana detenida y la sometiera a 20 días de chancho y la empastillaron, dejándola hemipléjica, balbuceante y con parálisis en una de sus piernas", expresó Marcela Yapura, de 22 años, que radicó una denuncia contra el penal con la carátula de "abuso de autoridad y suministro de sustancias medicinales".

Según contó al diario El Tribuno, la familia descubrió lo que pasaba con María Fernanda "por una llamada de las propias internas que señalaron que después de 20 días de 'chancho'", sanción que consiste en el confinamiento en soledad del reo en una pieza de 1,50 x1 m, sin luz y sin baño.

"Como a mí me sancionaron con suspensión de visita por 4 meses, fue mi madre a verla y la encontró en estado crítico", añadió.

María Fernanda Yapura fue condenada en 2015 a 4 años y medio de prisión por narcotráfico, luego de que fuera encontrada droga en su casa.

En un primer momento el padre de Yapura también fue detenido, pero luego lo liberaron cuando la chica se hizo cargo de todo, aunque pocos días después de la condena que sufriera la hija, el hombre se suicidó.

El pasado 26 de noviembre, Marcela fue descubierta por las penitenciarias en el momento en el que intentaba sacar en sus genitales una microcámara en la que otras internas le aseguraron que había imágenes de abusos en el penal.

"Yo accedí y me dirigí al baño a revolver el cesto de basura adonde hallé la cámara. Era bien chatita y la quise esconder entre mis partes íntimas cuando llegaron 3 mujeres del SPP (Servicio Penitenciario Provincial). Allí me suspendieron el ingreso por 4 meses y a mi hermana la confinaron al 'chancho' de castigo por 20 días, de donde salió hemipléjica", contó Marcela.

Sobre la situación de María Fernanda, dijo que "no puede hablar, tiene la mitad de la cara paralizada y la saliva no la puede retener porque no puede cerrar la boca. No habla bien, solo balbucea y camina como una anciana, siendo que ella solo tiene 20 años". (NA)

Otras Noticias