Pedirán el juicio político a Patricia Bullrich, tras la represión de ayer

'Nunca jamás vi la militarización de hoy (por ayer). Eso es provocación', dijo Graciela Camaño.
Pedirán el juicio político a Patricia Bullrich, tras la represión de ayer
viernes, 15 de diciembre de 2017 · 00:00
BUENOS AIRES.– Cuestionada desde varios frentes, incluso el interno, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich deberá enfrentar ahora un nuevo intento de juicio político en su contra. La impulsora de la medida es la diputada del Frente Renovador Graciela Camaño, quien ya adelantó que su decisión responde a la represión que llevaron a cabo ayer las fuerzas de seguridad sobre los manifestantes y diputados que rechazaban la Reforma Previsional y que terminó con 22 detenidos y varios heridos.

"Nunca jamás vi la militarización de hoy. Eso es provocación, es preocupante que el área de Seguridad esté en manos de alguien que está demostrando tanto desapego por la realidad", afirmó Camaño segundos antes de dar a conocer su intención de empujar a la ministra hacia un juicio político. Algo que, por cierto, ya se dijo tras la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, y que se repitió tras el asesinato del joven Rafael Nahuel.

"No vivimos en un país normal. Tener más de un 30 por ciento de pobres, nos debe obligar a ser prudentes. Fue un amedrentamiento a los de afuera y a los de adentro. Y los de adentro somos otro poder del Estado. Ellos plantean 'golpismo', pero es lo que hicieron hoy con el Congreso", agregó la legisladora del Frente Renovador.
 
Aunque sin llegar a tanto, otra que cuestionó a la ministra fue la propia diputada oficialista Elisa Carrió, quien ayer, cuando la Gendarmería desarrollaba el operativo de represión (duró más de siete horas) contra los manifestantes en las inmediaciones del Congreso de la Nación, consideró que "la ministra (Bullrich) tiene que parar".

El lunes y a pedido del Gobierno nacional volverá a reunirse la Cámara Baja durante una nueva sesión especial con el fin de tratar, una vez más, el ajuste a los jubilados. En consecuencia, resta preguntarse si el Ministerio de Seguridad volverá a desplegar un operativo como el de ayer, que fue un fracaso, o bien buscará otras formas de contención, ya que el humor social quedó demasiado sensible.