La oscura trama detrás de la "traición a la patria" de Cristina Kirchner

Hay dos aspectos claves que configuran según Bonadio, este delito.
La oscura trama detrás de la "traición a la patria" de Cristina Kirchner
viernes, 08 de diciembre de 2017 · 00:00
ARGENTINA.- Siguiendo el escrito del juez, Cristina Fernández de Kirchner ofreció impunidad a los autores del atentado a la AMIA a cambio de una ayuda económica de Irán. Ese fue el verdadero motivo del espurio pacto que ayer derivó en el pedido de desafuero y detención de Cristina por traición a la patria.

La ex Presidenta intentó intercambiar un "salvoconducto" político para los jerarcas de Irán acusados de matar a 85 ciudadanos argentinos, a cambio de la venta de granos, de tecnología nuclear y del abastecimiento de energía. Julio de Vido, Carlos Zannini, Héctor Timerman, la YPF estatal de Miguel Galuccio y el Ministerio de Economía llevaron adelante negociaciones para concretar ese proyecto: al fin, dinero a cambio de encubrir a los asesinos.


Cristina pretendía una ayuda de Irán equivalente a 10.000 millones de dólares. Así lo dicen los documentos secretos que se encuentran en sede judicial y las escuchas que aún se mantienen en secreto en la causa AMIA.

Está confirmado que Yussuf Khalil -el delegado informal de Irán- habla de esa cifra con Mohsen Rabbani, ex agregado cultural en Buenos Aires y uno de los ideólogos del atentado. El fiscal Gerardo Pollicita tiene constancias de que el convenio incluía un aporte nuclear de la Argentina a Irán. Y que el impulsor fue Hugo Chávez.

La búsqueda de fondos la hizo Cristina en un intento desesperado de frenar la caída que enfrentaba la economía a causa del cepo, ausencia de dólares y la crisis energética. El país importaba por año en energía 15.000 millones de dólares. De Vido y Roberto Barata están presos acusados de cobrar coimas por esas compras.

El Senado trató el acuerdo en febrero de 2013. En el inicio del año electoral en el cual Cristina pretendía ampliar su consenso para retener el poder y abrir la posibilidad de un tercer mandato. Era clave contar con dinero fresco que paliara la crisis económica incipiente y el estancamiento.

Existen muchas pruebas sobre la cuestión. Pero hay un encuentro y un diálogo claves que anticipó Clarín.

Fue el 20 de mayo de 2013, en el despacho de Julio De Vido. El ex ministro recibió a Luis D'Elia, exactamente 68 minutos.

Al término del encuentro, el propio De Vido se cruzó a la Casa Rosada para informar a Cristina. El piquetero -desde Planificación- habló con Yassuf Khalil en forma franca. Así le dijo: "Estuve con el quía -por De Vido-. Están dispuestos a mandar gente de YPF con nosotros, para hacer negocios allá, intercambiando granos y carne por petróleo. El problema es político, necesitamos la aprobación del memorando".

Khalil habló minutos después con Rabbani y le transmitió: "Hoy estuvimos con De Vido, y manifestó que está dispuesto a mandar a las máximas autoridades de YPF para arreglar la transacción con la República Islámica".


Ahora, Cristina se va a escudar en sus fueros. También en una insólita jurisprudencia de los senadores: no hay desafuero hasta que no haya sentencia firme.

Así, el Senado se convierte en una suerte de "guarida" para los que tienen causas pendientes. Pero al pedido de desafuero por Bonadio, podrían sumarse otras inminentes decisiones judiciales: antes de fin de año saldrá el procesamiento por Hotesur y se ampliará la denuncia por la obra pública.

Meintras tanto, a Macri ya se lo advirtieron en todo el mundo: No vendrán inversiones abundantes al país mientras los manejos del kirchnerismo continúen impunes.  (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias