Estaba embarazada, iba en una moto robada y murió en un choque

Manejaba su pareja, quien sufrió heridas graves y está imputado por 'homicidio culposo'.
martes, 23 de enero de 2018 · 10:51

BUENOS AIRES.- Florencia Belén Sánchez, de 25 años y embarazada de cinco meses, iba con su novio en moto, chocó de frente contra un Chevrolet Astra y murió.

Fue el domingo a la madrugada cuando Florencia salió con su novio Franco Leonel (21) en una moto que - se supo después- había sido robada minutos antes en una plaza de Ituzaingó. Juntos recorrieron la calle Fragata Sarmiento cuando, en la intersección con El Chacho, se cruzaron con un joven sobre un Astra. Al parecer, Franco quiso esquivar a una camioneta mal estacionada, se cruzó de carril y chocó de frente con el auto. 

Como consecuencia del feroz impacto, Florencia salió despedida de la moto y cayó a 40 metros del lugar del choque; murió en el acto. Franco sufrió heridas graves y fue derivado de urgencia al Hospital Güemes de Haedo. Ahora se encuentra en terapia intensiva y su estado es delicado. Ninguno de los dos llevaba casco al momento del impacto.  

Florencia estaba embarazada de su segundo hijo que se llamaría Demián Natanael.  La familia de la víctima desmintió el robo de la moto. Aseguró que los dueños la habían prestado para "dar una vuelta".  Franco está procesado por "homicidio culposo" mientras la Justicia investiga los detalles de cómo sucedió el choque.  

Mirá también: Grave accidente en Ruta 40 : Una mujer en estado crítico

Una pareja declaró ante la fiscalía descentralizada N°1 de Ituzaingó y denunció que "Franco les habría robado la moto en una plaza", a 500 metros del lugar del choque.  

La víctima estaba con su novia y, según confirmaron a Clarín, ninguno de los dos vio a Florencia Sánchez junto a el ladrón. Por eso, los investigadores creen que la mujer se habría subido en algún punto cercano al lugar del robo.  La familia de Franco, que espera noticias sobre su estado en el Hospital Güemes de Haedo, desmintió las versiones del robo de la moto y convocó a los amigos Franco y Florencia para que testifiquen ante la justicia que se las habían prestado para "dar una vuelta".  El conductor del Astra declaró como testigo y no quedó imputado en la causa por homicidio culposo ya que, en principio, quien manejaba la moto habría cambiado de carril en una mala maniobra, provocando el accidente.  

Leer además: Conmoción en Mendoza: Hallaron 34 cóndores muertos

Sin embargo, los vecinos de Villa Udaondo advirtieron que quien manejaba el auto "conocía a Franco del barrio" y que habría estado alcoholizado al momento del accidente. Los investigadores esperan los resultados de las pericias toxicológicas. Terrible tragedia: (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias