SANTIAGO DEL ESTERO

Policía quiso acostarse con su ex, pero terminó abusando de su hija

El aberrante hecho ocurrió cuando la mujer se negó a tener relaciones con su pareja.
miércoles, 31 de enero de 2018 · 10:18

SANTIAGO DEL ESTERO.- Ocurrió en Santiago del Estero. Un agente de Policía de 28 años, llegó a la casa de su exnovia en estado de ebriedad, luego de una noche de excesos juntos a sus amigos. 

Ingresó al inmueble donde reside su ex y la hija que tienen en común. Se acercó hasta la habitación donde la mujer descansaba junto a su primogénita. Se recostó a un lado de la joven de 26 años y comenzó a besarla

La mujer con quien mantuvo una relación de ocho años y a quien le negó la paternidad de su hija, le pidió que se retirara de la casa. Fue en ese momento que el agente de Policía que trabaja en la Departamental Nº 3, Zona Sur comenzó a manosear las partes íntimas de la joven madre, y pretendió obligarla a mantener relaciones sexuales. La víctima se negó rotundamente, por lo que comenzó a forcejear con el policía. Fue en ese instante que el funcionario se percató que su hija estaba durmiendo en la misma cama donde estaban. Prendió la luz y la menor lo saludó. 

RELACIONADA: La masacró de siete puñaladas con su beba en brazos: la única testigo es menor

“Papá, te quiero mucho”, fue la frase que le dijo la niña que es hija del funcionario pero que no está reconocida legalmente. Tras soltar a la mujer, el sospechoso agarró a su pequeña hija y comenzó a tocarle las partes íntimas. Según consta en la denuncia realizada por la mujer, el depravado habría manoseado los glúteos a su hija y amenazó con ultrajarla

“¿Qué haces?”, fue el grito que pegó la ex del policía, por lo que este quedó inmóvil en la cama. Luego, el hombre se dio a la fuga de la casa. La mujer se dirigió a sede policial donde radicó la denuncia penal en contra del depravado. 

Del caso tomó conocimiento la fiscal Dra. Mariana Baena, quien ordenó que la menor y su madre sean trasladadas al Ministerio Público Fiscal donde iban a tener una entrevista con psicólogos para conocer los pormenores del aberrante caso. 

En tanto, el policía continúa en libertad. Ante la gravedad del aberrante caso, Jefatura de Policía iniciaría —según trascendió— el sumario administrativo correspondiente al funcionario denunciado y lo pondría en disponibilidad, mientras se avanza en las averiguaciones del caso, indicaron las fuentes consultadas.