¿Una nueva CGT sin Moyano ni Barrionuevo?

Los Gordos y los Independientes, se reúnen hoy en una cumbre, de la que quedarán afuera los gremios afines a dichos dirigentes.
¿Una nueva CGT sin Moyano ni Barrionuevo?
miércoles, 07 de marzo de 2018 · 07:19

POLITICA.- Las principales corrientes sindicales de la CGT, como los Gordos y los Independientes, se reúnen hoy en una cumbre, de la que quedarían afuera los gremios afines a Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, con el objeto de sentar la bases para normalizar la central obrera antes junio, luego de encuentros preliminares celebrados en los últimos días.  

Leer también: Macri aumenta la presión a los gremios tras la marcha 21F

La cita será en la Federación de Sindicatos de Industrias del Gas (Fstigas), Boedo 90, a partir de las 13, según confirmó hoy el titular de esa organización sindical, Oscar Mangone, con contactos en los sectores de los Gordos, Independientes, Movimiento de Acción Sindical (MASA), gremios energéticos y del transporte.  Están invitados Carlos West Ocampo y Héctor Daer (Sanidad); Armando Cavalieri (comercio), Rodolfo Daer (Alimentación); José Luis Lingeri (obras sanitarias); Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (Uocra), Omar Maturano (La Fraternidad) y Roberto Fernández (UTA).  También está prevista la participación de actuales dirigentes de la CGT, como Víctor Santa María (encargados de edificios), Héctor Laplace (mineros), Carlos Sueiro (Aduanas) y un representante del gremio de Modelos, y fueron invitados Jorge Sola (Seguros), Hugo Benítez (textiles), Abel Frutos (Panaderos) y Agustín Amicone (calzado), entre otros.  Además, se espera a los principales referentes del Movimiento de Acción Sindical (MASA): Jorge Omar Viviani (taxistas), Sergio Sasia (Ferroviarios), Guillermo Moser (Luz y Fuerza) y Osvaldo Iadarola (Telefónicos).  

En tanto, no se cursaron invitaciones para aquellos pocos gremios vinculados a los camioneros Hugo y Pablo Moyano y a las organizaciones lideradas por José Luis Barrionuevo (gastronómicos), como los garagistas de Carlos Acuña y Juan Martini (tabaco), entre otros.  La decisión de unificar a la mayoría de los gremios e intentar elegir a una nueva conducción en la CGT, en reemplazo del triunvirato conformado por Héctor Daer (sanidad), Juan Carlos Schmid (dragado) y Carlos Acuña (garagistas), comenzó a germinar a fines del año pasado tras manifestarse diferencias internas en la conducción.  Dichas diferencias se profundizaron cuando en un paro convocado por la CGT, los gremios del transporte -ferroviarios de La Fraternidad y choferes de micros- se negaron a adherirse a la medida de fuerzas.  Posteriormente, y durante una supuesta reunión de consejo directivo de la CGT, el gremio camionero convocó a una multitudinaria movilización el 21 de febrero, la cual no contó con la adhesión de "gordos", "independientes", gremialistas del MASA y de transportes.

 Frente a la virtual acefalía de la central obrera, todos los sectores comenzaron a reunirse y analizar el mosaico y el futuro sindical, culminando en los últimos días con una serie de reuniones preliminares donde coincidieron en que había que normalizar la CGT, con una conducción de un sólo secretario general.  Anoche, gordos, independientes y aliados terminaron de definir detalles de la cumbre, donde se acordaron ciertas premisas, como mantener "la institucionalidad" y llamar a un congreso para normalizar a la central obrera.  Si bien no se hablaron de fechas concretas para normalizar la CGT , la idea es que se pueda hacer antes de 90 días. Con ese fin se organizó la reunión de miércoles próximo, donde habrá un almuerzo en la Federación del Gas para fijar la fecha de una sesión del consejo directivo que busque concretar un congreso normalizador.  

Mirá también esta nota especial: El 21F o de cómo el “Macri-Moyano” se transformó en “Macri o Moyano”

Durante el encuentro de anoche, hubo coincidencia entre todos los sectores sobre que la etapa de líder y referente sindical de Hugo Moyano "ya se agotó, porque endurece su posición cuando tiene alguna confrontación con el Gobierno y nos quiere arrastrar a todos".  Asimismo, se intensifica la tensión luego de que se anunciara que el sindicato de Camioneros abandonó la central obrera por estar en desacuerdo con la conducción del organismo.  

Pablo Moyano, hijo del sindicalista Hugo Moyano, es quien compartió una comunicación que se publicó en la página Infocamioneros y que se difundió a través de la red social Twitter.   "Como secretario gremial de la CGT renuncio por no estar de acuerdo con esta conducción, porque no representa hoy los intereses de los trabajadores y lo que demandan. Tenemos un camino y líneas bien claras, iniciados hace años, y no serán abandonadas", son algunas de las afirmaciones que se transmiten en dicha nota.

Otras Noticias