Neuquen

Frenan un proyecto de explotación minera de una empresa china

El fallo sostiene que la compañía no presentó el estudio de impacto ambiental correspondiente ni los vecinos fueron informados. La comunidad mapuche ganó.
viernes, 02 de enero de 2009 · 00:00
La comunidad mapuche Mellao Morales ganó la primera batalla para frenar un proyecto de explotación minera de cobre a cargo de una empresa china en la localidad neuquina de Campana Mahuida.

Con el patrocinio del abogado Cristian Hendrickse, la apoderada legal de la comunidad, Elena Picasso, presentó un amparo judicial para que se suspenda una audiencia pública prevista para el 28 de enero. La jueza civil de la ciudad de Zapala, Ivonne San Martín, lo aceptó.

"Es una decisión ejemplar que demuestra la independencia de poderes y nos da más fuerza para seguir esta lucha en el marco de la democracia", aseguró Hendrickse.

San Martín exigió al gobierno provincial de Jorge Augusto Sapag que declare la nulidad de la convocatoria porque la compañía Emprendimientos Mineros SA. no presentó el estudio de impacto ambiental correspondiente (a cambio entregaron un informe incompleto), no se respetó el plazo mínimo de convocatoria y no existió información para los vecinos. “Se prohibió el fotocopiado total o parcial del informe, se seleccionó un lugar de audiencia alejado de la comunidad mapuche donde se pretende realizar el proyecto y se vulneró la participación ciudadana porque no se fijaron reglas para el desarrollo de la audiencia”.

La resolución de la jueza zapalina fue celebrada por los miembros de la comunidad y los vecinos autoconvocados del pueblo Loncopué, cercano a la zona de extracción, quienes desde el comienzo repudiaron el proyecto por las consecuencias irreversibles que puede provocar. La explotación minera de cobre utiliza un ácido peligrosamente tóxico y perjudicial para el medio ambiente.

El gobierno de Sapag había fijado el 28 de enero para acelerar los pasos que habiliten a la empresa a operar. La fecha no fue elegida al voleo. La jueza San Martín sostuvo que era inadecuada porque “la mayoría de los miembros de la comunidad (pastores trashumantes) se encuentran con sus arreos en las veranadas en los valles cordilleranos, con imposibilidad de asistir”.

Un plebiscito interno que realizaron en la comunidad dejó a cielo abierto el profundo rechazo a la mina. El 99,16 por ciento de los pobladores repudió la instalación de la empresa china en su territorio.

Otras Noticias