Neuquén

Pena de 24 años por brutal femicidio en Cutral Co

El acusado intentó simular que había sido un suicidio. La víctima fue golpeada y lanzada desde un 3º piso.
viernes, 19 de marzo de 2010 · 00:00
Álvaro Budenchuk fue condenado ayer a 25 años de prisión por los delitos de homicidio simple y robo. La Cámara de Todos los Fueros de Cutral Co lo sentenció por el asesinato de su pareja, Mónica Guerrero, a quien en 2008 el hombre golpeó y luego arrojó por la ventana de un tercer piso en el barrio General Belgrano de esta ciudad.

El tribunal que integran los jueces Pablo Furlotti, Dardo Troncoso y Carina Álvarez encontró culpable a Budenchuk por el asesinato de su mujer, ocurrido un 23 de marzo, casi dos años atrás. El fallo, que fue unánime, se conoció ayer y el imputado asistió a la lectura al igual que los padres de la víctima, quienes se constituyeron en querellantes.

Los jueces dieron por probado que esa jornada, Budenchuk le propinó una brutal paliza a su mujer, dejándola inconsciente, para luego arrojarla por la ventana desde el tercer piso del Bloque 7 en el barrio General Belgrano -ex 450 Viviendas-. Era una altura de 12 metros y la mujer falleció porque al llegar al suelo, según precisaron las pericias, el golpe le hizo "estallar el hígado", lo que luego le generó una insuficiencia cardiorrespiratoria por un shock hipovolémico.

El hombre fue condenado por el delito de "homicidio simple" y no por el de "homicidio preterintencional" que había propuesto en su alegato el abogado defensor Lino Gómez. El planteo de la defensa no tuvo para los jueces "ningún tipo de sustento, ni jurídico ni fáctico, ya que la magnitud de los golpes propinados por Budenchuk a su mujer y la posterior acción de arrojarla al vacío desde la ventana de un tercer piso representa un medio más que razonable para ocasionarle la muerte", votó el juez Furlotti. Y enseguida detalló: "por lo que se debe rechazar la argumentación (...) considerando además que la materialidad de los hechos no se condice con la versión de la defensa sobre que la víctima tomo la decisión de lanzarse por la ventana a los fines de escapar a la brutal golpiza que le estaba propinando el incurso".

Sin embargo, el tribunal también rechazó la postura de la pena máxima del abogado querellante, Ricardo Mendaña.

Para fijar la pena, la Cámara tuvo en cuenta como agravantes los "desfavorables informes de abono; las circunstancias que rodearon a los hechos traídos a debate; la modalidad violenta que trajera como consecuencia la muerte de Mónica Guerrero; el desprecio demostrado por la vida de quien fuera su pareja y madre de su hija; la deleznable conducta del imputado posterior al hecho, quien no dudó en simular el suicidio de la víctima; sus antecedentes penales y el haber cometido los hechos mientras se encontraba gozando la libertad condicional".

Por el homicidio se le impuso la pena de 24 años de prisión efectiva e inhabilitación absoluta, pero la condena se le unificó en 25 años porque al momento del homicidio ya tenía una sentencia en contra por un robo simple.

Budenchuk intentó retirarse de la sala de audiencias antes que concluyera la lectura de la sentencia, apenas después de escuchar los 24 años que se le impartían. Finalizado el trámite, miró fijamente a los padres de su pareja y fue retirado de la sala.