Neuquén

El hijo del intendente de San Martín fue a prestar declaración por el caso Aigo y hubo disturbios

Familiares y allegados del policía asesinado agredieron a Marcos Fernández, y a su pareja, Analía Godoy. La policía tuvo que controlar la situación. Hubieron gritos y empujones
martes, 06 de agosto de 2013 · 00:00
San Martín de los Andes.- Con el fin de prestar declaración indagatoria Juan Marcos Fernández, imputado en la causa en la que se investiga el asesinato del policía José Aigo, se presentó hoy ante la Justicia junto a su pareja, Analía Godoy.

En el lugar, simpatizantes y familiares del efectivo ultimado, agredieron a la pareja con golpes, empujones e insultos. Si bien hubo pedido de disculpas por parte del letrado de la familia Aigo, el abogado de Fernández y Godoy adelantó que radicarán una denuncia.  

Cabe destacar que la ampliación de la indagatoria se limitó a la presentación de sendos escritos por parte de la defensa de los imputados, patrocinados por Mariano Laprida, quienes no accedieron a responder ningún tipo de preguntas. Según trascendió, debido a este hecho la elevación a juicio solicitada por el fiscal Manuel González se verá aplazada. A esto se suman además algunas medidas de prueba solicitadas por la querella al juez Andrés Luchino. 

Cabe recordar que sobre Fernández pesa el delito de falso testimonio y encubrimiento. Pero por parte de la querella, buscan que se lo acuse de partícipe necesario.

El crimen.
El hecho tuvo lugar el 7 de marzo del año pasado cuando el sargento ayudante José Aigo, integrante de la Brigada Transito y Rural de la Policía de la provincia, regresaba de realizar un procedimiento de rutina junto a su compañero, el oficial Pedro Guerrero.

Sobre la Ruta provincial 23, en proximidades de Pilo Lil, por la madrugada y a unos 40 kilómetros de Junín de los Andes los policías advirtieron las luces de una camioneta e interceptaron el rodado.
 
Tras la revisión de rigor y cuando Aigo pretendía verificar el interior del vehículo, uno de los ocupantes del rodado, de apellido Salazar Oporto, disparó sobre el uniformado que se encontraba de espaldas y lo hirió de muerte, y luego junto a otro compañero, se dio a la fuga. Antes de escapar, se tirotearon con el oficial Pedro Guerrero, compañero de Aigo, quien logró alejar a los delincuentes y detener a Fernández, que conducía el vehículo.


(Redacción especial Minuto Neuquén)