A una pareja neuquina les saquearon el auto... frente a la comisaría!

Ocurrió en Tucumán cuando estaba de vacaciones.
domingo, 28 de febrero de 2016 · 00:00
TUCUMAN.-Habían viajado muchas horas desde Neuquén hasta llegar a Tucumán. Era su primer día de vacaciones y tenían pensado pasear, visitar parientes y asistir al Festival del Queso, en Tafí del Valle. Pero la inseguridad les arruinó la estadía y terminaron envueltos en los engorrosos trámites policiales, judiciales y del seguro que se suelen realizar después de sufrir un delito.

Las víctimas son la pareja neuquina integrada por Edgardo Martinello y su esposa Laura Rosa. Ambos viven en la localidad neuquina Rincón de los Sauces, pero tienen familia en Tucumán, por eso llegaron a esta provincia el viernes a la tarde. Estacionaron el auto en la entrada de la casa de unos primos. Como la vivienda está ubicada al frente de la comisaría, no sospecharon que podrían sufrir un robo y solo bajaron las valijas del vehículo. Pero una desagradable sorpresa los esperaba a la mañana siguiente.

El sábado a las 8, cuando se levantaron, se dieron con que el auto había sido saqueado. Delincuentes habían destrozado los vidrios del vehículo y se habían llevado todo lo que había en su interior: una notebook, la cartera de la mujer, el estéreo, una cadena de oro, cañas de pescar, varios pares de calzados, prendas de vestir y hasta un equipo de mate.

Indignados, Martinello y su esposa caminaron los escasos metros que los separaban de la comisaría. Pero en ese lugar no hallaron respuestas. “Intentamos hacer la denuncia, pero cuando cruzamos a la comisaría nos dimos con que no había policías, ni patrulleros, solo un agente haciendo guardia. Una inseguridad total”, se quejó la mujer. Ese único policía, según su relato, les sugirió que regresaran el lunes para hacer la denuncia.

Enterados del caso, el fiscal de Instrucción de la V° Nominación Washington Navarro Dávila y el ministro Fiscal Edmundo Jiménez le ordenaron a la Policía que traslade a las víctimas a los tribunales penales para recibirlos personalmente. El sábado a la tarde, Martinello se entrevistó con ellos y les expresó su malestar por la situación vivida y por la falta de atención policial en la comisaría de El Chañar, el pueblo donde les robaron.

Martinello, por su parte, se mostró decepcionado. “Otros años veníamos de vacaciones a Tucumán y dejábamos el auto abierto, sin llave. Ahora ya no quiero ni volver a salir porque tengo miedo de cualquier cosa”, expresó el hombre al diario La Gaceta. (Redacción especial Minuto Neuquén)