Aluminé : Inauguran el primer hospital con médicos y curanderos mapuches

Se trata del primer centro de salud intercultural, en el que se confluirán la medicina tradicional con las prácticas de los pueblos originarios.
miércoles, 21 de septiembre de 2016 · 00:00
NEUQUÉN.- En Aluminé, inauguran el primer hospital con médicos y curanderos mapuches. Se trata del primer centro de salud intercultural, en el que se conjurá la medicina pública tradicional con la práctica de los pueblos originarios de la región. La idea es compartir saberes y experiencias. 

El hospital, nuevo en el país y el segundo de Latinoamérica, se construirá en Ruca Choroi, en el departamento de Aluminé; y tendrá una superficie de 522 metros cuadrados. Es un trabajo conjunto del equipo técnico del área de salud provincial y del de salud rural de esa localidad, a los que se suman las comunidades Mapuche Aigo y Huenguihuel, que se harán cargo de la mano de obra.

“Habrá un lugar para hacer fogones, para los curadores mapuches, los componedores de huesos, para los yerbateros, y un espacio ceremonial para el machi, la máxima figura de la ceremonia curativa mapuche”, explicó Fabián Gancedo, médico del hospital de Aluminé. 

Y contaron detalles de algunos cambios de acuerdo con los mapuches, que representan a un 8% de la población neuquina. “El oeste, detrás de la cordillera, es el lugar al que van las almas en la cultura mapuche luego de su paso por el mundo”, señaló sobre la orientación de las camas. Y agregó: “Era algo que molestaba a los pacientes de las comunidades; era como si se los predispusiera para el final, la muerte”.

“La biomedicina no alcanza a suplir las necesidades de salud de la comunidad, dejando de lado otros aspectos que sí son considerados por la medicina mapuche como la familia, el pasado y el ambiente”, planteó Gancedo, sobre la importancia de que los los pacientes puedan celebrar sus ceremonias religiosas o recibir los preparados naturales a los que acostumbra su pueblo. 

A fines del año pasado, el ministerio de Salud de Neuquén garantizó la continuidad de este proyecto, que nació en 2008 y que se enmarca en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que versa sobre el derecho de los pueblos originarios a ser consultados para ajustar los parámetros de atención médica a sus tradiciones. (Redacción especial Minuto Neuquén)