A ladrillazos, la emprendió contra su ex mientras dormía

Por 4 meses, la Justicia le prohibió al agresor acercarse a la víctima.
jueves, 21 de diciembre de 2017 · 00:00
NEUQUÉN.-  San Patricio del Chañar fue escenario de un nuevo hechod e violencia de género. El victimario en cuestión se escabulló por el mosquitero de una ventana, que se tomó el tiempo de romper, y entró sigilosamente en la casa de barrio Parque Industrial de esa localidad. Ella se encontraba durmiendo cuando él comenzó a golpearla con un ladrillo en la cabeza. El agresor resultó ser nada menos que su ex pareja, un hombre de 36 años, a quien la Justicia acusó por el hecho.
 
Eran las 2:30 del 12 de agosto, cuando el horror se desató en la casa de calle Lago Lácar de dicha localidad. A esa hora, su ex pareja entró a su habitación y sin piedad la emprendió a ladrillazos contra ella. Luego, la tomó del cuello y comenzó a darle golpes en los brazos, que posteriormente se convirtieron en moretones. Sus piernas también quedaron con hematomas.
 
Pero eso no la detuvo. En ese instante, la víctima logró escapar hacia la calle y pedir auxilio. Una vecina que la escuchó, lejos de quedarse en su casa, salió de inmediato y la ayudó.
 
“La maté”. Esa fue la afirmación que le habría confesado el agresor a su madre. Así se lo confesó la mujer a la víctima a través de una conversación por mensaje de texto, dijo el acusado. Los mensajes forman parte de la prueba del caso.
 
De allí fue directo al hospital local, donde la asistieron y le efectuaron dos puntos de sutura en la cabeza por una herida cortante. También necesitó un vendaje en dos dedos de la mano derecha. Todo quedó registrado en la denuncia que realizó por violencia de género.
 
La madre del agresor le escribió mensajes de texto afirmándole que este le había confesado: "La maté". Esos mensajes intercambiados entre la víctima y la mamá de su ex pareja fueron descargados por los investigadores, lo cual forma parte de las pruebas de la causa. Ayer precisamente se realizó una audiencia en la que la jueza Mara Suste avaló el pedido de la fiscalía y acusó al agresor por lesiones leves, agravas por el vínculo y por existir violencia de género.
 
Además, la fiscal Noelia Stillger requirió una prohibición de acercamiento a 300 metros, al igual que una restricción para ejercer cualquier acto de perturbación o intimidación. Todo por el término de cuatro meses. Durante la audiencia se dio a conocer que si bien ambos viven en el mismo barrio, la distancia entre viviendas permitiría que el acusado cumpla con dicha medida.
 
La defensora oficial, Eliana Lazzarini, no se opuso a la acusación propuesta por la fiscal. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias