Desalojo en MAM

Raúl Godoy : "Se me acercó un policía por la espalda y me disparó a quemarropa"

El diputado provincial del FIT herido dialogó con El Intransigente sobre la represión policial que sufrieron los empleados de la maderera
Raúl Godoy : "Se me acercó un policía por la espalda y me disparó a quemarropa"
sábado, 09 de diciembre de 2017 · 00:00
BUENOS AIRES - El diputado provincial del FIT en Neuquén, Raúl Godoy, resultó herido en su tobillo como consecuencia de un disparo de un arma de fuego que realizó un efectivo de la fuerza policial durante un operativo de desalojo en una maderera. Godoy dialogó con El Intransigente (sitio de nuestro grupo de medios de noticias) luego de haber salido del hospital en donde le realizaron las primeras atenciones y en donde en las próximas horas lo tendrán que someter a una cirugía como consecuencia de la destrucción de su tobillo

-¿Qué fue lo que sucedió  y cómo fue el episodio que terminó con un disparo en su tobillo? Porque las imágenes que circularon fueron bastantes impactantes

-Sí fue una represión brutal a obreros de una empresa maderera que se estaban manifestando, que tiene 80 años en el Parque Industrial de Neuquén.
 
-La Maderera MAM

-A las siete de la mañana me avisan los compañeros que estaban desalojando la fábrica y que se estaban llevando detenidos a trabajadores del lugar. Yo me apersoné en el lugar, le pedí a la policía, había más de 100 efectivos de la policía provincial y de los grupos especiales encapuchados y con armas largas. Pregunté quién estaba a cargo del operativo, no me respondieron. Pregunté bajó la orden de qué juez o fiscal estaban realizando el operativo, tampoco me respondieron. Después con los minutos fueron llegando trabajadores y sus familias para reclamar por sus puestos de trabajo.

En un momento había compañeras y esposas muy nerviosas por la situación, por su fábrica y por los despidos, fui a retirarlos a mis compañeros diciéndoles que esperemos a que lleguen los otros compañero para ver qué hacer y en ese ínterin un policía de los grupos especiales se me acerca por la espalda y me dispara en el tobillo que de casualidad no me perforó una arteria. Sin embargo, el disparo fue a quemarropa, a un metro de distancia, me fracturó el peroné, fui hospitalizado y ahora estoy a la espera de hacerme una intervención quirúrgica porque tengo destrozado el tobillo.

-El efectivo policial por lo que me está contando se paró al lado suyo y disparó hacía el piso

-Sí, me disparó de atrás y directamente a la pierna. A menos de un metro de distancia, cuando yo estaba de espaldas, se acercó por detrás mío y cuando me di vuelta, había tres o cuatro agentes de los grupos especiales y de uno de ellos sale el disparo de escopeta que me dio directamente en la pierna cuando, repito, estaba de espaldas sacando y abrazando a la esposa de un compañero que estaba muy nervioso.

Ahí hay gente que hace treinta años que trabaja en esa fábrica y los están echando sin nada. Obviamente hay un reclamo laboral ahí, pero lo quieren solucionar a los tiros. Esos no parece gravísimo porque aparte yo lo relaciono directamente con una reunión que hubo hace días de Patricia Bullrich con el gobernador de Neuquén, Gutiérrez, con el de Chubut, y con Weretilneck de Río Negro, en donde decidieron aumentar la represión, en donde le dan gatillo fácil  esta policía para que actúe de manera brutal. Mataron a dos personas ya, a Santiago Maldonado y a Rafael Nahuel.

-¿Logró identificar al policía que le disparó? Porque me dijo que en un momento se dio vuelta y vio como le disparaban. Y la segunda, ¿tiene pensado, o ya realizó, una denuncia judicial?

-La gente que estaba participando del operativo….Esta misma policía, estos mismos grupos especiales fueron los que asesinaron por la espalda a Carlos Fuentealba. Ahora esta misma policía provincial, con los mismos fiscales y jueces, son los que nos dispararon en el día de hoy. Por supuesto que vamos a hacer las denuncias penales correspondientes, porque aparte fue absolutamente intencional, no tenían ningún riesgo de nada. Había más policías que gente y estábamos de espalda. Ni siquiera estábamos frente a frente. (El Intransigente)

Otras Noticias