Gitanos estafaron al menos a diez abuelos con el "cuento del tío"

Fue en toda la región con el cambio de los billetes de 100 pesos.
sábado, 25 de marzo de 2017 · 00:00
Neuquén.- El ardid delictivo de gitanos neuquinos tuvo como víctimas al menos diez abuelos de la región. Con el cuento del cambio de billetes de 100 pesos, engañaron y estafaron a estos ancianos. La última víctima fue un cipoleño, cuyo supuesto familiar quedó escrachado en las cámaras de seguridad de la zona y permitió allanar ayer una casa en la capital neuquina.

La pesquisa la realizó el Departamento de Delitos Económicos de la Policía del Neuquén en conjunto con la Brigada de Investigaciones de Cipolletti por una estafa a un abuelo de 85 años que ocurrió a principios de mes.

El hecho sucedió en la zona céntrica de la vecina localidad, donde un joven de la comunidad gitana neuquina quedó filmado cuando recibía el dinero por parte de la víctima.

La Policía rionegrina, con colaboración de la neuquina, pudo comprobar que el joven residía en calle Alderete al 1300, en el barrio Santa Genoveva. Con la orden en mano, los efectivos policiales requisaron la vivienda y secuestraron celulares, documentación y 6000 pesos en efectivo.

Se demoró a un joven de 28 años, sindicado como el autor del último hecho, que fue notificado de la causa en su contra y deberá comparecer ante la Justicia de Río Negro. Sin embargo, los pesquisas estiman que el monto secuestrado es una ínfima suma respecto de la cantidad de golpes concretados en lo que va del año.

Las víctimas son dos abuelos cipoleños y ocho neuquinos –la mayoría reside en edificios del área centro–y todos han caído en la maniobra del cambio de billetes.

"Cuento del tío". Los abuelos recibían un llamado telefónico de un supuesto familiar que les decía que, por una nueva disposición del Banco Central, debían cambiar los billetes de 100 pesos con la cara de Roca porque iban a dejar de circular.

“Llegado el día, este supuesto nieto o sobrino les decía que estaba en el banco y que les iba a mandar a un amigo a buscar la plata”, detalló un pesquisa y así las víctimas entregaban todo lo que tenían.

En junio del año pasado, otra familia de gitanos fue detenida por maniobras similares. En esa oportunidad se detuvo a un padre y sus dos hijos, además de secuestrar 11 teléfonos celulares, 6 chips prepagos utilizados para hacer los llamados, 61 mil dólares, 69.500 pesos y 120 euros.

Se hacían pasar por nietos preocupados y les decían que les iban a mandar a un amigo a retirar el dinero para aprovechar que ellos estaban en el banco. (Redacción especial Minuto Neuquén)