Miércoles 17 de Enero de 2018
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Mundo
Publicado: 14-12-2017

Le amputó las manos a su mujer, por un ataque de celos

Todo comenzó con un planteo de celos y terminó en una escena de una película de terror.
RUSIA.- Todo comenzó con un planteo de celos y terminó en una escena de una película de terror. Dmitry Grachyov, de 26 años y oriundo de Moscú, le amputó las dos manos a su mujer porque creía que ella le era infiel. La idea del agresor era herirla de la mayor manera posible para que ella finalmente confesara su supuesto romance. Cuando notó que había cometido una locura, la terminó llevando a un hospital para que la curaran y se entregó a la policía local.

Dmitry sospechaba que su pareja, Margarita, había conocido a otro hombre. De manera repentina, la obligó a dirigirse a un bosque cercano a su casa de la capital rusa y utilizó un hacha para amenazarla. Los investigadores explicaron que la mujer negó las acusaciones. Fue entonces cuando el marido decidió cortarle varios dedos para presionarla. Pero no fue suficiente y optó por lastimarla con más violencia. Al darse cuenta del daño, Grachyov la llevó con su auto hasta un hospital cercano y confesó su ataque ante los efectivos de seguridad. 


 
Los médicos tuvieron que realizar una operación de emergencia de "alta complejidad", que duró nueve horas, para reconectar una de las manos. Sin embargo, la otra estaba "tan herida", que no pudieron recuperarla. El caso conmocionó a la comunidad local, ya que el matrimonio aparentaba ser una familia tranquila. Casados hace cinco años, sus amigos los describían como una pareja "cercana y amorosa".

Según informaron, Margarita ya había denunciado a su marido por su conducta violenta. Un familiar cercano le comentó al diario The Sun que el hombre la había amenazado de muerte y que no le importaba ir preso. Los médicos quedaron conmocionados: "Una personal normal no puede hacer esto". El jefe de cirujanos, Alexander Myasnikov, resaltó que estaba orgulloso de la intervención, ya que por su complejidad había un alto riesgo de no salvar ninguna de sus extremidades. "Realmente, yo no puedo mostrar las fotos originales. Es tan sangriento. Hasta yo me tuve que preparar para verlas", manifestó el especialista.
Tags:
Notas relacionadas
Comentarios
MN no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.