Miércoles 17 de Enero de 2018
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Neuquén
Publicado: 29-09-2017

El riesgo sanitario latente en Neuquén

Tiene que ver con una enfermedad que transmiten los perros

NEUQUÉN. -Hay un riesgo sanitario latente en Neuquén que alerta a los profesionales: hay más materia fecal canina con huevos que causan hidatidosis. Si de números hablamos, entre 1992 y 2001, la cantidad de perros en la ciudad de Neuquén aumentó un 5,59 %, una progresión que marcaba una tendencia a la baja si se tiene en cuenta que en el mismo período la población humana creció un 7,56%.

Las cifras son oficiales y provienen de las encuestas realizadas en el marco del programa de Control de la echinococosis canina que se ejecuta en el municipio desde 1992, luego de comprobarse la presencia de un ciclo hidatídico urbano con alto riesgo de enfermar a las personas, y en especial a los niños.


Pero cambia todo considerablemente al tomar el período comprendido entre 2001 y 2010. Los habitantes se incrementaron en un 10,24% mientras que la población canina aumentó un 167,15%. La cantidad de perros por vivienda, en igual período, pasó de 0,6 a 1,3, o sea más del doble.

Río Negro consultó al médico veterinario Héctor Bergagna es una de las personas que más sabe del tema en la provincia.

Para el especialista, el cambio de paradigma que significó “la implementación a partir del año 2002 de una nueva ordenanza que declaraba al municipio neuquino como no eutanásico sin tiempo de transición”. Es decir que a partir de 2002, la esterilización -siempre a demanda de los dueños del animal- se constituye como único método de control poblacional y el sanitario, con rondas de desparasitación en los puestos de esterilización.


"Si bien el panorama contiene un riesgo latente, actualmente se está planificado con Salud Pública realizar el año que viene un estudio ecográfico en chicos de edad escolar -que son los de mayor riesgo- para conocer la incidencia de la enfermedad", expresó.

En ese sentido, aclaró: "El municipio tiene un alto costo en los programas de esterilización, desparasitación, adopción y difusión, pero si no tenés un buen programa de concientización, siempre vas a estar atrás".


Las claves

El problema con los perros se sostiene -dice Bergagna- en tres pilares fundamentales:
La irresponsabilidad de los propietarios de perros;
La ineficacia e ineficiencia de los organismos municipales (ejecutivo y legislativo) responsables del control y
La imposibilidad de la sociedad en su conjunto para consensuar cómo abordar y tratar el problema. Todos los sectores involucrados emiten su opinión y argumentan en defensa de su posición, pero no han sido capaces de articular los puntos en común para concretar programas o proyectos eficaces, efectivos, consensuados, duraderos y que tengan un impacto medible sobre la cuestión.
Perfil del profesional
“Trato de ser lo más imparcial y menos marquetinero” -y así me lo dicen-. Bergagna es médico veterinario, jefe de División de Epidemiología y Laboratorio de la Dirección de Control de Zoonosis del municipio, docente de la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud y vicepresidente del Colegio de Médicos Veterinarios de la provincia de Neuquén
Tags:
Notas relacionadas
Comentarios
MN no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.