Sábado 21 de Octubre de 2017
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Regionales
Publicado: 10-02-2017

La acosaron sexualmente en el micro que la llevó desde Bariloche a Retiro

Una joven de Monte Grande publicó en su muro de Facebook que pasó una situación más que incómoda.
BARILOCHE/BUENOS AIRES.- Sabrina Ojeda, una joven de Monte Grande que el pasado 26 de febrero abordó un micro con destino a Retiro denunció que el auxiliar y el chofer del micro que la trasladaban desde San Carlos de Bariloche a la terminal porteña de Retiro realizaron distintas maniobras y hasta la hicieron ir a la cabina para que se quede con ellos.

A Sabrina la cambiaron varias veces de asiento. El auxiliar le pidió que se sentara detrás de la cabina. "A lo largo del viaje comencé a sentirme incómoda, muy incómoda, el camarero no paraba de mirarme de manera tan fija que me hacía sentir que me fichaba de los pies hasta la cabeza sin disimular", contó en su muro de Facebook.

Pero el episodio no quedó solamente en mirarla. A mitad del recorrido le pidieron que fuera a la cabina y el chofer le pidió que se sentara con él: “‘dale dale pasa y sentate’. Claramente me negué y comenzó a decirme que le cebe mates, que seguro a mí me gustaba pero no tenía con quién porque estaba sola, que me veían aburrida y que ahí yo iba a estar mejor, que no pasaba nada, que ahí iba a estar tranquila, que iba a estar más cómoda y que nadie nos iba a molestar”.

“No sabía qué hacer, estaba sin señal, en medio de la nada, de noche y sin nadie conocido. No sabía si hablar, si callarme, si hacerme la boluda o qué”.

“Llegó la hora de la comida, ya con una angustia y miedo que pensé que no iba a poder contener y cuándo pensé que no podían ser peores, a la hora de elegir mi plato como hacían todos, (el camarero) me lo negó, no me dejó agarrarlo y sacó una bandeja que se encontraba abajo de toda la pila, en una esquina diciéndome ‘esta es para vos, está caliente’. Sí ya venía con desconfianza y dudas, esa actitud me hizo replantearme todas las miles de hipótesis que tenía. Sin decir nada, dejé el plato en mi bandeja y no lo comí”.

Ya cuando se acercaba a su destino Sabrina recuperó la señal en su celular y pudo ponerse en contacto con fus familiares, que la fueron a buscar a la estación. Cuando bajaba del micro, escuchó un comentario entre el chofer y el camarero: “con esta no nos salió”.

“No quiero pensar, ni imaginar, ni enterarme qué fue lo que no salió y una parte de mí quiere creer que no era algo conmigo. Pero al otro día más tranquila, fui con mi familia a hacer los reclamos y denuncias”, expresó al final de su carta la joven.

Un viaje para el olvido y la denuncia: Casi 1600 kilómetros de angustia, donde la acosaron sexualmente. A tomar cartas en el asunto. (Redacción especial Minuto Neuquén)
Tags:
Notas relacionadas
Comentarios
MN no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.