Lunes 01 de Septiembre de 2014
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Mujer
Publicado: 23-05-2012

Siete formas de mejorar tu vida sexual

Todo lo que debés tener en cuenta para disfrutar de a dos. Tomá nota!.
  1. Cambia el ritmo: Si quieres disfrutar junto a tu pareja, busca otros horizontes de placer, besa más lento o más rápido, pero distinto a como lo haces, prueben acariciarse y tómense su tiempo.
  2. Haz ejercicio: El sexo es una actividad emocional y física que resulta mucho más eficiente y satisfactoria cuando se tiene una buena condición. Realizar ejercicio físico moderado, unas tres veces por semana a un ritmo constante por 20 a 30 minutos, te proporcionará la soltura necesaria para preocuparte sólo de tu satisfacción y la de tu pareja, y no de cuán demandante puede resultar equis encuentro. Puedes caminar enérgicamente, andar en bicicleta, bailar, practicar algún deporte o incluso subir escaleras. Recuerda estirarte antes y después.
  3. Hablá con el doctor: Hay problemas médicos que afectan la vida sexual: desde una gripe hasta un cáncer, pasando por diversos grados de depresión o problemas digestivos. Y también algunos medicamentos: para la hipertensión o la diabetes, por ejemplo. No te preocupes: tu doctor (o doctora) también tiene su corazoncito, y sabrá entenderte... o recomendarte algo que favorezca, en buena medida, tu diversión.
  4. Toma vitamina B: Alimentan las células nerviosas y te ayudan a resistir el estrés y la fatiga.
  5. Deléitate: La sensualidad no sólo se disfruta en la cama. Para desarrollar la capacidad de disfrutar con el sexo resulta muy útil aprender a deleitarse con todo y a cada momento: saborear cada sorbo de jugo de naranja en la mañana; sentir las diferentes texturas de cada prenda que te pones; complacerte con cada uno de los colores del amanecer...
  6. Aprende a respirar: Las tradiciones de mayor sabiduría sexual coinciden en resaltar la importancia de la respiración para manejar las diversas calidades del encuentro erótico: el Tantra y el Tao del Amor utilizan la respiración consciente para prolongar la excitación y llegar a estados de éxtasis trascendental. Si aprendes a respirar relajadamente podrás mantener el periodo de meseta por más tiempo y acumular energía sexual, de modo que te permita un orgasmo más extenso e intenso. Un ejercicio básico es acostarse boca arriba y poner las manos en el vientre, para sentir cómo suben y bajan con cada inhalación. Más adelante, practicar este tipo de respiración durante el sexo.

  7. Decide tú: Aprende a decir que no. Este es otro de los grandes secretos del placer sexual: la asertividad. Para algunas personas decir lo que no quieren puede ser tanto o más difícil que comunicar lo que desean. Si en la intimidad se te dificulta expresar lo que no deseas sin herir a la otra persona, puedes empezar sutilmente diciendo “me encantaría que...

 

Comentarios
Minuto Neuquén no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.