Lunes 22 de Diciembre de 2014
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Neuquén
Publicado: 29-01-2014

Incorporaron dos vacunas al calendario nacional de vacunación

Se trata de la triple bacteriana acelular, destinada a embarazadas desde la semana 20 de gestación; y la vacuna contra la hepatitis B, para mayores de 20 años.

Neuquén.- Las vacunas triple bacteriana acelular y la vacuna contra la hepatitis B se sumaron al calendario nacional de vacunación, por lo que serán de acceso gratuito y obligatorio en todo Neuquén.

La primera tiene como población objetivo a las embarazadas desde la semana 20 de gestación; y la segunda está destinada a las personas mayores de 20 años no vacunadas. Ya hay vacunas disponibles en hospitales y centros de Salud de la provincia.

Ambas vacunas se habían comenzado a aplicar como parte de estrategias para controlar los brotes de tos convulsa o coqueluche, y para contribuir a la erradicación de la hepatitis B.

La triple bacteriana acelular protege contra la tos convulsa, el tétanos y la difteria. En 2011, la vacuna se había incorporado al calendario para los niños y niñas de 11 años, como parte de una estrategia de control de la enfermedad; y de igual modo, se comenzó a aplicar durante ese mismo año a las embarazadas.

A la luz del impacto de estas medidas –descenso de muertes infantiles por tos convulsa– se decidió la incorporación al calendario, por lo que su aplicación es obligatoria y gratuita para las embarazadas a partir de la semana 20 de gestación.

En relación con la vacuna contra la hepatitis B, que se aplicaba actualmente a los menores de un año y a los niños y niñas de 11 años que no recibieron esquema de tres dosis al nacimiento, fue oficialmente incorporada al calendario para toda la población adulta.

A partir de la introducción de esta vacuna al calendario –en el año 2000 para los recién nacidos; luego en los niños y niñas de 11 años en 2003; a lo que se sumó la vacunación obligatoria para el personal de la salud y las recomendaciones de vacunación de los grupos en riesgo– ha disminuido la frecuencia de infecciones en los niños, aunque siguen notificándose casos en adolescentes y adultos no vacunados o con esquemas incompletos.

Es por ello que se amplió la población objetivo a los mayores de 20 años, una franja etaria en la que se producen la mayoría de los nuevos casos.

No se requerirá la presentación de una orden médica para su aplicación. Se considerará esquema completo a la administración de tres dosis de la vacuna, la segunda con un intervalo no inferior a cuatro semanas de la primera y la tercera con un intervalo no inferior a cinco meses de la segunda.

Lo que se previene

La tos convulsa es una enfermedad infectocontagiosa producida por la bacteria, Bordetella pertussis, que afecta a las vías respiratorias y causa tanto inflamación como estrechamiento de las mismas.

Suele producir un fuerte impacto sobre la salud de los lactantes, debido a que durante los primeros seis meses de vida puede generar complicaciones graves e incluso la muerte.

Como las defensas contra la tos convulsa van disminuyendo a lo largo del tiempo y que esta enfermedad se puede contraer en otras etapas de la vida –representando una fuente de contagio para los más pequeños–, el calendario de vacunación incluye varios refuerzos.

El componente que protege contra esta enfermedad se encuentra en la vacuna pentavalente, que se aplica en tres dosis: a los dos, cuatro y seis meses de edad; para luego, a los 18 meses, fortalecer la protección con la vacuna cuádruple.

También a los cinco, seis y a los 11 años se aplican refuerzos; a los que ahora se suman las embarazadas a partir de la semana 20 de gestación.

En cuanto al virus de la hepatitis B, se estima que más de dos mil millones de personas en el mundo están infectadas, de las cuales unas 360 millones tienen infección crónica, con el consiguiente riesgo de enfermedad grave y muerte por cirrosis hepática y/o cáncer de hígado. Estas complicaciones, sin tratamiento, causan entre 500 mil y 700 mil muertes cada año en todo el mundo.

En Argentina la vacuna se da a las 12 horas de vida para prevenir la hepatitis B neonatal, problema que prácticamente está controlado; y a los dos, cuatro y seis meses con la vacuna quíntuple. En tanto que a los 11 años se controla que tengan el esquema completo, y si no es así, se inicia o se completa.

Desde el Programa de Inmunizaciones y Vigilancia de las Enfermedades Inmunoprevenibles del ministerio de Salud de la provincia indicaron que en todos los efectores de la provincia hay vacunas para cubrir la demanda y recordaron que no se deben perder las oportunidades de vacunación, como estrategias de protección individual y colectiva.

Las vacunas incluidas en el calendario nacional de vacunación son gratuitas y obligatorias. En relación con la salud pública, son consideradas un signo de equidad garantizado por el Estado.




(Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios
MN no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.