Sábado 23 de Agosto de 2014
Busca
Accede a tu cuenta Registrarse
Neuquén
Publicado: 04-04-2014

A la docente desaparecida la estafaron

La cifra en que la habrían extorsionado sería de 300 mil pesos. Ayer le dictaron prisión preventiva a dos detenidos por el caso.
Neuquén.- Por los delitos de coacción agravada y extorsión, el juez Mauricio Zabala dictó ayer la prisión preventiva e imputó a los dos detenidos por el caso: Se trata de la mae umbanda Valeria González y para José Eduardo Morales, ex pareja de la docente desaparecida y directora del CPEM 70 de Neuquén, Patricia Rosso.

En ese sentido, el funcionario destacó que que González, Morales como también Marcos Plata, (los tres imputados), "orquestaron un plan para sacarle todos los bienes" a la docente desaparecida y calculó que la estafaron en unos 300.000 pesos.

En cuanto al tercer imputado, de apelido Plata, Zabala entendió que no hacía falta que aguarde las diligencias investigativas en la cárcel y sólo le requirió visitas semanales ante la Justicia.

La prisión preventiva para la mae umbanda será en su domicilio por cuestiones de salud por el término de tres semanas, tiempo que Zabala le otorgó al Ministerio Público Fiscal para continuar las investigaciones.

“Estos sujetos montaron una persecución por parte del Gobierno y le hicieron creer mediante amenazas, falsa persecuciones y hasta tiros a su vivienda que la querían matar”, explicó el Breide Obeid. 

Además, el fiscal señaló que el 20 de febrero pasado, González y Morales enviaron al domicilio de la docente desaparecida a un joven con el objetivo de amenazarla. El joven se identificó como alumno del CPEM 70, del que ella era directora, y le dio un golpe de puño en el ojo derecho. A partir de este ataque, González y Morales comenzaron a asustar a la víctima diciéndole que esa persona había sido enviada por el Gobierno.

Así fue como la estafaron. Le hicieron sacar créditos y pedir préstamos a compañeros por 60 mil pesos, dinero que fue entregado a Morales y Plata. Según el fiscal, el 26 de febrero ambos le plantearon que la situación se les había ido de las manos y que era conveniente que abandonara la provincia. Le dijeron que se iban a encargar de cambiarle la identidad.

Bajo amedrentaciones, al día siguiente, obligaron a la mujer a firmar la venta de su casa del barrio Huiliches, a favor de un hombre que resultó ser cuñado de Plata. Luego Morales acompañó a Rosso a la Terminal de Ómnibus. Allí tomó un micro con destino a Córdoba,  donde el domingo pasado, fue hallada por la Policía.



(Redacción especial Minuto Neuquén)
Comentarios
Minuto Neuquén no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.