Puerto Pirámides, colapsada y en riesgo...

La localidad está desbordada de turistas, los servicios no dan a basto y el intendente pide más policías.
jueves, 05 de enero de 2017 · 00:00
CHUBUT.- Frente a la llegada de 30 mil turistas desde los primeros días del año, la localidad balnearia de Puerto Pirámides, en la provincia de Chubut, se encontraba colapsada y en riesgo. Tanto es así que el intendente pidió mayor cantidad de policías ya que la dotación actual no alcanza para brindar seguridad.

En las últimas horas, por caso, se produjo el robo de una caja fuerte en el edificio municipal, donde había unos 5 mil pesos. Según las fuentes citadas por el diario Jornada, la cantidad de visitantes provocó que colapsaran los servicios que se brindan, tanto en la disponibilidad de camas como de parcelas en el camping municipal.


El intendente Javier Roldán comentó que debido a esta situación hay personas que pidieron permiso a los vecinos para poder acampar en los patios. Asimismo, precisó que "30 mil personas han arribado en los primeros días del año" y esto sobrepasó la oferta existente.

"Es algo que nos supera y que en la capacidad de carga de la zona es un gran problema", dijo el mandatario comunal, quien detalló que "lamentablemente entra todo tipo de gente y algunos que empañan todo lo que es el verano".

Se refirió así a incidentes ocurridos en la zona del camping, donde se produjeron destrozos en los baños el lunes pasado cuando tuvieron que "cerrar las llaves de paso porque la gente estaba rompiendo las mochilas para ducharse y fuera del horario permitido".

Puerto Pirámides, situada en la Península Valdés, área declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tiene 700 residentes estables, 2.500 lugares en el camping y 1.500 en otro tipo de alojamientos. Ante tanta gente, la situación que se vive es caótica por la necesidad de hacer un uso racional del agua potable y en el horario permitido (de 19 a 21). Roldán comentó que "la gente no entiende, han llegado a poner mangueras en los piletones de afuera para bañarse y ducharse".

También lamentó que los turistas "agreden al personal municipal que les explica la situación".


"Cuando se abren (los baños) entran y llegan a hacer las necesidades arriba de un banco. La gente, cuando utiliza los sanitarios, no tiene cuidado porque encontramos bolsas y botellas dentro de ellos. Es una locura", se quejó. "Acá conocemos quiénes son los que vienen a robar", cerró Roldán. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias