Las Grutas : Un piloto de TC, envuelto en una grave acusación

Es José Manuel Urcera. Lo responsabilizan de atropellar intencionalmente a un guardia ambiental.
jueves, 10 de marzo de 2016 · 00:00
RÍO NEGRO.- Una grave acusación pesa sobre el piloto de Turismo Carretera y Súper TC 2000, José Manuel Urcera: Un guardia ambiental de Las Toscas, en el Sur argentino, denunció a por atropellarlo de manera intencional en una zona protegida en la que el joven de 24 años circulaba si permiso. El automovilista negó el hecho, pero la causa ya está en manos de la Justicia.

La denuncia fue hecha por Maximiliano Bertini, el guardia ambiental que acusa haber sido atropellado. Según su relato, publicado en el sitio Rionegro.com.ar, el 1º de enero alertó a Urcera cuando circulaba junto a otros jóvenes en un cuatriciclo y un boggie por las playas de Las Grutas del Área Natural Protegida, una zona no habilitada para ese tipo de vehículos. Los involucrados, en palabras de Bertini, desoyeron su mensaje y lo embistieron.

"Hay algo que no me puedo sacar de la cabeza. Fueron seis personas las que, después de que el boogie que manejaba José Manuel (Urcera) me atropelló, se fueron y me dejaron tirado en la playa. No sabían si estaba herido o cómo había quedado. Dijeron 'vamos, vamos' y se fueron. Y son todos chicos instruidos, de familias de acá. De los seis, cuatro están identificados. Una es la hermana de Manu, que estudia medicina, y el resto hijos de comerciantes de Las Grutas”, contó el guardia involucrado.

Y agregó: “El boogie siempre lo manejó Urcera, que estaba con otro chico, mientras que en el cuatri circulaba el resto. Cuándo me acerqué al cuatri, pararon y me escucharon. Después se acercó Manu. Mientras le explicaba que no podía circular, él decía 'no me importa', 'no me interesa', 'yo voy a seguir igual'. Le dije que iba a tomar una foto, porque ése era el procedimiento, y que debían esperar a la policía para labrar el acta de infracción. Ahí comenzó a avanzar. Al ver que 'se me venía' no lo podía creer. La última foto que saqué refleja el momento en el que me atropella de frente. Entonces salté, y me enganché a uno de los hierros del costado del vehículo. Él siguió andando, como si nada. Mi cuerpo pasó por debajo del arenero. Ahí escuché el 'vamos, vamos'. Y todos se fueron sin mirar atrás".

Tras la acusación, el piloto que el domingo pasado disputó la segunda fecha del TC en Neuquén, se defendió: “Yo fui a pasar Año Nuevo a San Antonio Oeste a la casa de mis abuelos. El 1º estaba bastante feo, salí a dar unas vueltas y cuando queríamos ir de Las Grutas a San Antonio, llegamos a un lugar donde nos paran dos personas bastante amables y nos dicen que no podíamos circular. Les expliqué que teníamos que ir a San Antonio, que si teníamos un camino alternativo y nos dijo que por la ruta, pero con cuatriciclo no está permitido. Así que les dijimos que teníamos que avanzar, que nos disculpen".

Luego llegaría el momento en el que Bertini los detuvo: “Nos paró de una forma muy alterada, nos quiso sacar las llaves del cuatri y no nos dejaba seguir. Le expliqué que nos queríamos ir, que no queríamos discutir con nadie. Él dice que lo intentamos pisar. Yo sé que si piso a alguien con un cuatri o con el autito lo lastimo. Lo único que quería era irme, no quería discutir con nadie y no vimos ningún cartel que diga que no podíamos pasar”, concluyó en diálogo con LU5.

En las últimas horas, según publica la Fundación Inalafquen, en su cuenta de Facebook, Bertini se presentó a la Justicia como querellante a través de sus abogados y la causa quedó en manos del Juzgado de Instrucción N° 2. El comunicado indica que tras ser atropellado “Maxi, en shock, debió soportar dos horas las inclemencias de una tormenta eléctrica con lluvia copiosa hasta que pudo ser rescatado”. (Redacción especial Minuto Neuquén)


Otras Noticias