Conocé de qué se trata la dieta 5:2:, el polémico régimen de comidas que gana adeptos

Es un plan con ayuno intermitente que tendría múltiples beneficios, pero que la mayoría de los especialistas no avalan.
martes, 26 de diciembre de 2017 · 00:00
SALUD.- La promesa es realmente tentadora: perder hasta seis kilos en un mes sin muchos esfuerzos. Es la Dieta 5:2 que propone cinco días con libertad para comer lo que se quiera y en los restantes dos se imponen las fuertes restricciones. Además, distintos estudios le otorgan grandes beneficios para la salud, como la reducción del riesgo de padecer alzheimer y diabetes, y la mejora de la memoria y las capacidades de aprendizaje. Es la más popular de las denominadas “dietas intermitentes en ayunas”. Celebrities como Miranda Kerr, Hugh Jackman, Angelina Jolie, Ben Affleck y Jennifer Lopez ya se ha apuntado a esta moda que cada vez tiene más seguidores.

Sin embargo, la Dieta 5:2 no está exenta de polémica. Los especialistas están divididos. Mientras que la mayoría de los médicos sostiene que no se han comprobado los beneficios de dejar de comer, otros argumentan que si lo hacemos por períodos breves, no sólo bajaremos de peso sino que también nos volveremos menos vulnerables a las enfermedades asociadas con la edad.

La dieta 5:2 consiste en comer lo que se quiera durante cinco días a la semana y reducir drásticamente la ingesta de calorías, hasta casi rozar el ayuno, los dos días restantes

Las críticas más severas vinieron de organismos y agencias oficiales como el Servicio Nacional de Salud británico (NHS) y la Agencia Española de Dietistas y Nutricionistas (AEDN) que la consideran como altamente peligrosa y que carece aun de evidencia científica. “Un estudio científico culmina cuando sus resultados son publicados en revistas biomédicas previa revisión de los resultados por un equipo de expertos ajenos al grupo investigador. Los trabajos en dichas revistas biomédicas en relación a la dieta 5:2 están por aparecer todavía”, le explicó al diario Huffington Post Albert Lecube, coordinador del Grupo de Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).


Por su parte, para el Dr. Luís Almagro López, especialista en nutrición y dietética, “muchas de las personas que tienen problemas de peso también tienen problemas de comportamiento y control de su alimentación. No le podemos decir a alguien que coma 4 ó 5 días cómo y cuánto quiera, porque seguramente le conllevará problemas", sentencia. “Desde mi punto de vista, no son recomendables, ni saludables, ni tampoco útiles para adelgazar. Primero, porque sometemos al organismo a situaciones extremas y de sobrecargas; y segundo, porque es difícil que se consiga un déficit energético eficaz. Existen estudios y publicaciones en este sentido”.

El régimen se dio a conocer en 2013 en el Reino Unido de manos del periodista y médico Michael Mosley y su libro La dieta FastDiet, uno de los más vendidos sobre el tema. Mosley siguió las indicaciones de la dieta a rajatabla y su experiencia fue registrada en vídeo. En el documental resultante, que emitió la BBC, el periodista perdió 6,5 kilos y disminuyó su grasa corporal en un 25%, en sólo un mes.

En resumidas cuentas, la dieta 5:2 consiste en comer lo que se quiera durante cinco días a la semana y reducir drásticamente la ingesta de calorías, hasta casi rozar el ayuno, los dos días restantes: los hombres no deben ingerir más de 600 calorías, y las mujeres más de 500. El principio básico para los días de ayuno es comer alimentos ricos en proteínas y fibra (carne, pescado y verduras) y evitar los carbohidratos refinados (pasta, arroz y patatas).

Enormes beneficios

Distintos estudios científicos le han atribuido más beneficios a las dietas intermitente en ayuno: reduce el riesgo de padecer alzheimer y diabetes y agudiza los sentidos. Según una investigación publicada en la revista Proceedings of the Nutrition Society puede reducir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer relacionados con la obesidad, como el cáncer de mama.

En tanto, un estudio del Instituto Nacional de Envejecimiento de Estados Unidos, cuyos resultados fueron publicados por New Scientist, las dietas intermitentes en ayunas podrían mejorar la memoria y las capacidades de aprendizaje.

Para llegar a esa conclusión, los científicos observaron a 40 ratones, a los que se les dieron rutinas en las que no comían nada cada dos días o comían normalmente: cada categoría consumía el mismo número de calorías. En estos animales, se descubrió que el ayuno causa cambios en el cerebro que probablemente le den a las neuronas más energía y les permita crecer más conexiones.

Curiosamente, el equipo encontró que los ratones que ayunaron mostraron un aumento del 50 por ciento en un químico cerebral llamado BDNF; algo que la investigación previa ha sugerido juega un papel en la promoción del crecimiento de las células nerviosas y mejora el funcionamiento cognitivo general.

Durante los períodos de ayuno intermitente, el cuerpo cambia las fuentes de energía de la glucosa, producida en el hígado, a las células grasas, que estimulan la actividad y el crecimiento celular en el cerebro, según el estudio.


“Los cuerpos humanos y animales cambian las reservas de grasa, que se convierten en compuestos llamados cetonas en la sangre”, aseguró Mark Mattson, jefe del laboratorio de neurociencias del Instituto Nacional de Envejecimiento. “Las cetonas actúan directamente sobre las células nerviosas para estimular la producción de BDNF y pueden ayudar a optimizar la cognición, el aprendizaje y la construcción de memoria”.

Sin embargo, aunque este tipo de dieta funcionaba en ratones, Mattson explica que probablemente no tendría los mismos efectos en los humanos.

Las críticas más duras sobre la Dieta 5:2

- Estar a dieta solo dos días es fácil y peligroso. Mientras que Mosley lo señala como una ventaja (“solo estás a dieta dos días y el resto de la semana comes normal por lo que siempre hay algo nuevo y sabroso en el horizonte cercano”), Giuseppe Russolillo, presidente de la Agencia Española de Dietistas y Nutricionistas, lo considera altamente negativo: “Esto lo hace tan peligrosa como la Dukan porque resulta muy fácil de seguir. No supone grandes esfuerzos, así que cualquiera puede hacerla”.