La historia del turrón más argentino

Es el Mantecol que tuvo su mayor éxito en los años 70.
viernes, 18 de diciembre de 2020 · 14:45

Es uno de los postres más conocidos de la Argentina y es el turrón que tiene un sello local. Se trata del Mantecol.

Esta golosina dulce proviene de la gastronomía griega y es conocido como halvá que se elabora con semillas de sésamo tostadas y molidas que se mezclan con glucosa y azúcar.

En Argentina, esta golosina la impuso la familia Georgalos, cuyo abuelo, nacido en Estambul, debió migrar y fue cuando conocieron este postre.

Y es que, estando en Polonia, fue a vivir a la casa de unos parientes que se dedicaban a la fabricación del halvá.

Fuente: Estefi Colombo cocinera

Años más tarde, un integrante de la familia emigró a la Argentina y trajo consigo la receta y todos los conocimientos sobre este exquisito postre.

Comenzó a elaborarlo en su fábrica y lo fue adaptando a los gustos de los argentinos. Entonces, aquí fue bautizado como Mantecol: una señora, al probarlo, dijo “que parecía manteca”.

Este postre fue un éxito y en la década de los setenta ganó puntos al sumar los dibujos animados de García Ferré para su difusión.

Desde  2001, la marca se vendió al grupo Cadbury Schweppes, la cual le hizo cambios en la fórmula. También se puede elaborar de forma casera. Y es muy común encontrarlo en la mesa Navideña. 

Otras Noticias