Con el aislamiento y el encierro, “los pájaros cantan distinto”

El escritor español Alejandro Palomas propone cambiar el pensamiento.
martes, 7 de abril de 2020 · 11:41

Ganador del Premio Nadal por su obra “Un amor”, Alejandro Palomas es un reconocido escritor español que hoy, en el medio del aislamiento, reflexiona acerca de cómo la naturaleza ha variado sus  hábitos. O cómo hemos cambiado la percepción.

“Veo en el telediario que a causa del confinamiento masivo en las ciudades los pájaros han cambiado su trino. Ahora cantan distinto, porque ya no se enfrentan al estrés que supone tener que hacerse oír por encima del ruido que atormenta lo urbano”, detalla el autor.

Autor de novelas con la temática de los problemas de incomunicación y dificultades familiares, en medio de la cuarentena sostiene que “en nuestra mano está exigir a nuestra vuelta a la ‘normalidad’, un modo de vida que nos dañe menos, que nos devuelva un poco a lo que pertenecemos”, auspicia.

“Hoy, en la escalera de mi casa –que da directamente a un trigal- he encontrado sentado a un zorro que en mi poca atención he confundido con un gato hasta que se ha desperezado, desapareciendo sin prisa en dirección al bosque”, agrega.

“Cuando un peligro desaparece, el mundo natural reacciona de inmediato y la amenaza se desprograma. Si el estrés sonoro urbano calla de golpe y el silencio se mantiene, los pájaros tardan poco o nada en entender que la situación es nueva y más ventajosa, porque supone menos amenaza”, detalla el escritor que vive en un lugar rural.

“Lo veo en la carretera que me lleva a la compra un par de veces por semana. Dos o tres días después del inicio del confinamiento, los jabalíes, conejos, perdices, tejones, zorros y corzos empezaron a campar a sus anchas por prados y cunetas”, sostiene.

Palomas pregona e insta a “ser testigos directos de hasta qué punto lo humano se ha alejado de lo animal y está en nuestra mano exigir a nuestra vuelta un modo de vida que nos dañe menos, que nos devuelva un poco a lo que pertenecemos”.

Otras Noticias