Proyecto Olivo: trabajo mancomunado y sustentable en el sector cervecero

Recolectan cebada entre olivares para cerveza Cruzcampo de Heineken.
viernes, 17 de julio de 2020 · 13:52

En los olivares de Huelma (Jaén) los trabajadores recogen la cuarta y última cosecha de cebada cervecera del Proyecto Olivo, desarrollado por la cervecera Heineken España con su marca Cruzcampo.

¿De qué se trata esta iniciativa? Fomenta el cultivo de cebada cervecera entre los olivos  con el fin de proteger la biodiversidad natural de la zona y sus condiciones hídricas y además la rentabilidad del agricultor.

Al respecto Mauricio Domínguez-Adame, director de Responsabilidad Social Corporativa de Heineken España, sostuvo en el sitio especializado Loopulo que el objetivo de la empresa es ser la compañía cervecera más verde y por eso tenemos el foco puesto en el cuidado del agua y la biodiversidad.

“Ahora más que nunca, nuestra salud depende de la salud del planeta. Por eso hacemos cervezas que le gusten al mundo, ocupándonos de los temas que preocupan a nuestra gente y que contribuyen a su progreso y al cuidado del medioambiente”.

Ya en 2016 Heineken inició este Proyecto Olivo  junto al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de la Junta de Andalucía, en campos de olivar de Jaén.

Más allá del uso de la cebada, el Proyecto Olivo podría aportar 700 millones de litros de agua gracias a esta convivencia de la cebada y olivar, que sería un caudal mucho mayor de lo que se  utiliza para elaborar sus cervezas.

Hay que recordar que España es el país de mayor estrés hídrico de Europa por lo que Heineken se compromete a devolver a la naturaleza el agua que contienen sus cervezas.

Por otras parte, en el marco del programa Water Balancing, la compañía lleva a cabo diferentes proyectos de agua en Sevilla, Jaén y Valencia, que han supuesto la devolución a la naturaleza de más de 1.400 millones de litros de agua.

Otras Noticias