Salsa Bechamel: la mejor acompañante para pastas y gratinados

Creada en Italia, más tarde, fue éxito en la Corte francesa.
lunes, 20 de julio de 2020 · 14:37

La salsa bechamel es una de las salsas madre, base de muchas otras de la gastronomía y proviene de la cocina italiana y también de la francesa.

La historia relata que la bechamel nació en Florencia de la mano de los cocineros de Catalina de Médici. Estos fueron los que llevaron la receta a Francia cuando esta se casó con Enrique II de Francia en 1533.

Para la preparación se va añadiendo leche a un roux blanco y es muy utilizada en pastas y también para  platos gratinados con verduras, carnes o pescados.

Para preparar la salsa bechamel hay que iniciar el proceso con la elaboración de un roux blanco, mezcla de la manteca (sustancia grasa) a la que se añade harina.

Luego se deberá agregar leche y, de acuerdo a la cantidad que se le sume, dará la textura final pudiendo ser suave o más espesa, de acuerdo al plato que va a acompañar.

Uno de los problemas que suele tener a la hora de cocinarla es la formación de grumos. Para evitarlos, es importante que se la cocine a fuego lento y agregando la leche poco a poco.

Es fundamental ir removiendo con un batidor de alambre suavemente para que se ligue la harina.

La primera receta conocida de salsa bechamel salió publicada en el libro Le Cuisinier Français de 1651 del cocinero François Pierre de La Varenne.  Es salsa base de la Mornay que lleva queso y yema y de la Cuatro Quesos.

Otras Noticias