Deportes

La octava etapa del Rally Dakar

El español se quedó con el tramo que une Valparaíso y La Serera, mientras que el argentino Patronelli terminó segundo en los cuatriciclos. Todos los detalles.
lunes, 12 de enero de 2009 · 00:00
La competencia del Rally Dakar ayer desde Valparaíso inició el avance final hacia los bordes del desierto de Atacama en Chile. Temen que nuevas tragedias puedan elevar el número de muertos del evento.

Michelle Bachelet, presidenta de Chile, pidió cautela a los pilotos, quienes llegarán el miércoles al desierto, caracterizado por su cadena de dunas de hasta mil metros de altitud.

"Queremos que la competencia se siga desarrollando sin contratiempos ni desgracias por las rutas de Chile", dijo la mandataria chilena. Y agregó: "sabemos que esta prueba está en el límite de la resistencia".

Los organizadores no descartan reducir algunas etapas, como sucedió en el tramo entre Mendoza y Valparaíso el viernes, según admitió el director de la prueba, Etienne Lavigne.
El español Carlos Sainz, líder de la categoría autos, opinó que ahora comenzará "una nueva y más dura" carrera, lo que fue compartido por su compatriota Marc Coma, líder en motos.

La fase chilena de la competencia podría provocar además un cambio histórico en la prueba si el último Mitsubishi en carrera abandona el evento, resignando un reinado de ocho años en autos.

La sorpresa fue la baja en la escudería nipona, el francés Stéphane Peterhansel, nueve veces campeón del Dakar, tras repetidas fallas y emergencias técnicas.

La caída de la firma nipona confirmaría además el ascenso de la alemana Volkswagen, que por ahora monopoliza el recorrido, liderado por Sainz por delante de otros dos compañeros de marca.

La fase más compleja será el martes, cuando los pilotos abandonen los agasajos que el gobierno chileno les promete en la ciudad de Copiapó e ingresen al desierto.

Uno de los mayores temores es que ocurran accidentes masivos que resten atractivo a la prueba, que podría volver a Sudamérica en 2010.

En este contexto, grupos ecologistas chilenos aseguraron a la agencia dpa que impulsarán una alianza con sus pares argentinos para frenar el nuevo desembarco del Dakar en Sudamérica.

"Habrá un daño irreparable cuando entren al desierto florido", sostuvo, el líder ambientalista chileno, Luis Rendón en alusión a un sector de esa zona que anualmente ve asomar flores que desaparecen en días. Esas flores serán testigo de las etapas más duras para los pilotos del Dakar sudamericano.

Otras Noticias