Deportes

Gaudio: "La gente me silbó porque yo no podía darle espectáculo, y estuvo bien"

En el día de su regreso oficial a las canchas, "El Gato" recordó su triste despedida de Buenos Aires, en 2007. Nervioso por la vuelta, ahora pide a los amantes del tenis que valoren a La Legión.
martes, 17 de febrero de 2009 · 00:00
Gastón Gaudio jugó por última vez -al menos de manera oficial- en el Buenos Aires Lawn Tennis Club una triste e inolvidable noche de febrero de 2007, cuando perdió por un doble 6-1 ante el español Rubén Ramírez Hidalgo y se retiró abucheado por el público, apenas dos años después de haber sido aplaudido por ganar en ese mismo escenario el ATP de Buenos Aires.

En el día del regreso -esta noche, ante el español Daniel Gimeno Traver-, "El Gato" recordó sin rencores aquella velada y se permitió mirar hacia el futuro: "El día de (la derrota ante) Ramírez Hidalgo estaba más amargado por lo que hacía yo que porque la gente me chiflara. Me parece perfecto que la gente venga y quiera ver un espectáculo y yo no se lo podía dar".

Lejos de tomarlo como una cuestión personal, el tenista bonaerense comentó, en declaraciones televisivas, que la gente siempre lo trató "excelente" y que siempre le pidió que volviera a jugar. "Fue sólo esa noche", agregó.

Luego de reconocer que lo pone "nervioso" el regreso, el campeón de Roland Garros 2004 reconoció que "el tenis es ahora o nunca", teniendo en cuenta que ya tiene 30 años y pasó mucho tiempo desde que se lo pudo ver en su mejor nivel.

"Las cosas que antes me parecían una rutina al final no eran tan malas. El tenis es una rutina que también extrañé cuando no hacía nada", comentó Gaudio a la hora de explicar su regreso.

Sobre la actualidad del tenis argentino, consideró que "(Juan Martín) Del Potro es un crack y que está David (Nalbandian), que está hace varios años ahí metido. Por ahí la gente no se da cuenta y no valora eso, que es muy importante". "Cuando no los tengamos, se van a extrañar mucho", añadió.

Respecto al partido de esta noche, pautado para el último turno de la cancha central, reconoció que no conoce a su rival y que prefiere ganar jugando mal antes que perder mostrando un buen nivel, dado que eso le daría "la chance de volver a jugar bien el próximo partido".

Sin embargo, explicó: "Igual soy consciente de que sería muy difícil el futuro ganar jugando mal, porque sería pan para hoy…. Dependerá más de lo que haga yo", concluyó.

Fuente: Infobae.com

Otras Noticias