Deportes

Maradona, dos sistemas y un único compromiso

Diego apostó por el 4-4-2 para jugar afuera y por el ambicioso 3-4-3 para dar espectáculo en casa. La meta es una sola: ir al mundial de Sudáfrica honrando la historia de la camiseta ‘albiceleste’.
martes, 31 de marzo de 2009 · 00:00
Maradona utilizó dos sistemas tácticos en su ciclo como director técnico del seleccionado argentino y parece tener claro que la presencia de dos atacantes está reservada para cuando el equipo juegue como visitante.

Tanto en el Hampden Park, donde se produjo su debut en el banco ‘albiceleste’ contra Escocia (1-0), como en El Velódromo, de Marsella, en el que Argentina venció (2-0) con autoridad a Francia, Diego apeló al 4-4-2, con los mismos intérpretes para la defensa y el centro del campo.

Con Juan Pablo Carrizo en el arco en los tres partidos, Javier Zanetti, Martín Demichelis, Gabriel Heinze y Emiliano Papa integraron la defensa en los primeros dos partidos, mientras que para enfrentar a Venezuela, en el primer encuentro oficial del proceso, Maradona dispuso una línea de tres, con el capitán del Inter como teórico central derecho.

Lo que es inalterable es el ‘doble cinco’, como parece norma en el fútbol mundial, integrado por Javier Mascherano y Fernando Gago, con dos volantes externos naturales como Maximiliano Rodríguez y Jonás Gutiérrez, sobre la derecha y la izquierda, respectivamente.

El buen funcionamiento del seleccionado ‘albiceleste’, tanto ante Escocia como frente a los dirigidos por Raymond Domenech, ya hizo vislumbrar que Diego podía prescindir del enganche (aunque sin imaginar la autoexclusión de Juan Román Riquelme), de tal modo que el compromiso con la gestación del juego sea de todo el equipo y no de un solo jugador.

Con atacantes que se fabrican sus propias situaciones de gol, como Lionel Messi, Sergio Agüero y Carlos Tevez, la presencia de un enlace clásico no es tan necesaria.

Lo que se modificó en el segundo partido con relación al primero fue la delantera: Ezequiel Lavezzi y Tevez estuvieron ante Escocia, mientras que Messi (no jugó en Glasgow por un acuerdo entre el cuerpo técnico de la Selección y la dirigencia del Barcelona) y Agüero jugaron contra Francia.

Su presentación como entrenador de la Selección ante el público argentino y la endeblez de Venezuela provocaron que Maradona apelara a la coexistencia en el ataque de Messi, Agüero y Tevez.

Lo curioso fue la distribución de espacios en la defensa, que se adaptó a las características de la ofensiva rival, encarnada en este caso en un solo jugador, Giancarlo Maldonado.

Por eso, sobró Marcos Angeleri, en tanto que Heinze fue sobre Maldonado, siempre y cuando el delantero venezolano se moviera por el centro del ataque.

La posición de Zanetti, entonces, con punto de partida a la derecha de la línea de tres y libertad para asociarse al circuito ofensivo (basta con recordar cómo se gestó el gol de Messi a Venezuela), fue una ocasión inmejorable para evaluar al futbolista del Inter junto a Maxi Rodríguez y Jonás Gutiérrez en un 3-4-3.

Como Argentina no recibió goles en su ciclo, Maradona contó con la ventaja al momento de efectuar cambios durante los partidos de apuntar a conservar el resultado.

Entre estas modificaciones se destacan los ingresos de Angeleri por Maxi Rodríguez ante Francia, cuando el seleccionado ‘albiceleste’ ganaba 1 a 0 (el jugador de Estudiantes de La Plata actuó como volante derecho y Zanetti se mantuvo de lateral) y el de Juan Sebastián Verón por Tevez frente a Venezuela, cuando el resultado era 3 a 0.

No obstante, Diego hizo un cambio frente a Francia para mantener el poderío ofensivo: Tevez reemplazó a Agüero, con el marcador 1 a 0.

En síntesis, Maradona dejó en claro que sostendrá la idea de disponer un sistema para actuar como visitante, como lo hará en La Paz ante Bolivia, y otro para jugar como local.

De todos modos, cuando disponga el 3-4-3, el entrenador debería considerar la presencia de al menos un mediocampista externo con mayor compromiso defensivo, para no desequilibrar el equipo de mitad de cancha hacia atrás.

Los siete goles convertidos por la Selección de Mara

Otras Noticias