Deportes

La feroz interna política detrás de la negociación de Riquelme

Sigue Román, pero arde Boca. La negociación por el enganche desató una feroz interna política. Conocé los detalles en esta nota.
miércoles, 11 de agosto de 2010 · 00:00

El acuerdo que alcanzaron el viernes pasado el presidente Jorge Amor Ameal y Juan Román Riquelme para la renovación del contrato del enganche con Boca hasta 2014 debía ser legitimado y revalidado ayer por la comisión directiva del club. En una reñida votación, que debió desempatar el titular xeneize, el oficialismo impuso la propuesta, por 9 votos contra 8, y una abstención, y prácticamente se cerró una interminable y vergonzante novela que tuvo en vilo, durante casi tres meses, al mundillo futbolístico.

Después del ajustado triunfo, Ameal se juntaba anoche con Daniel Bolotnicoff, representante del futbolista, para presentarle el contrato. Y, de no existir cambios, Riquelme firmaría hoy el vínculo y quedaría a las órdenes del técnico Claudio Borghi.

Pero para alcanzar el propósito, Ameal, principal impulsor de la continuidad del jugador, desarrolló negociaciones y debió alcanzar consenso con sus pares disidentes de comisión directiva -aquellos que integran el ala macrista-, lo que refleja la feroz interna que domina a la entidad, que en 2011 elegirá nuevas autoridades. Entre las modificaciones más salientes en el reparto de funciones con miras al futuro se dispuso que José Manuel Requejo -que se alinea con Ameal- asuma el cargo del renunciante tesorero Daniel Angelici, el más firme opositor de los términos del nuevo vínculo con Riquelme. Pero los macristas no se verán debilitados al perder ese puesto estratégico, ya que Carlos Aguas tomará el control del departamento de socios, hasta ahora en manos del oficialismo, otro lugar valioso en la estructura. Desde ahí, se coordinan las peñas, cuyos asociados también tienen poder de voto en las elecciones presidenciales. Este fue un viejo bastión de Ameal, que debió ceder para no ser sorprendido en la votación de comisión directiva.

Las gestiones para lograr el acuerdo se aceleraron cuando Angelici entró en la Bombonera. El tesorero se reunió con Ameal para debatir las pautas y pactar el reparto de los cargos, mientras que en los pasillos del club el resto de los dirigentes entraban y salían de los diferentes despachos. Alrededor de las 19.20 empezó la batalla definitiva. En la votación, José y Fabián Beraldi, Luis Buzio, José Costa Pereira, Requejo, Matías Ahumada y Pedro Orgambide apoyaron al presidente Ameal. Cristian Quintiero se abstuvo, Juan Carlos Crespi estuvo ausente -acompaña al seleccionado argentino que jugará hoy con Irlanda-, pero los opositores también alcanzaron los ocho votos mediante Angelici, Jorge Bittar, José Etala, Aguas, Raúl Ríos, José Levi y Carlos Ben. Entonces, intervino nuevamente Ameal y provocó el desempate.

Cuatro años de contrato a cambio de US$ 5 millones; el pago en partes iguales de los impuestos, y la disponibilidad de la Bombonera para organizar un partido amistoso es el precio para retener a Riquelme, el ídolo que dividió a la opinión.

 

  • Las opiniones del DT Borghi y el vice Beraldi
    Mientras los dirigentes votaban la propuesta, el DT Claudio Borghi se mostraba optimista respecto del resultado. "No estuve en la negociación, pero nunca dudé. Ahora espero verlo más de cerca", bromeó. Y agregó: "No lo podíamos ver entrenarse ni sabemos como está de la lesión porque no era jugador de Boca. Será un gusto tenerlo en el equipo". Por su parte, el vicepresidente 1°, José Beraldi, expresó: "Se llegó a un final feliz sin comprometer económica ni financieramente al club. Está todo el mundo contento, porque lo importante es que Riquelme sigue en Boca".

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias