Deportes

Impacta el cambio de imagen de Aguilar

El ex presidente de River no había aparecido más ante el público. Hoy se lo puede ver con 40 kilos menos y el asegura que tiene menos plata que cuando ingresó al equipo millonario.
viernes, 6 de mayo de 2011 · 00:00
A 18 meses de su salida del club de Nuñez, y a horas de que Daniel Passarella revele el informe de la auditoría contable que realizó KPMG, el nombre de Aguilar volvió a estar en la agenda de los medios por la investigación de la barrabrava de River. Y ahora estará en boca de la gente por el informe y la imagen que consiguió el diario "Muy", que revela en qué anda el ex dirigente millonario y muestra su renovada fisonomía.

Según el periódico mencionado, Aguilar bajó 40 kilos pero no por una cuestión estética sino médica. ¿Qué le sucedió? Tuvo un pico de estrés, dejó el cigarrillo, sufrió una trombosis en una pierna que lo obligó a abandonar el gimnasio y cambió hábitos alimenticios. Sí, José María sigue viviendo en Villa Urquiza, pero fisonómicamente es otro: ya no pesa los 130 kilos que llegó a acusar en la balanza, cuando conducía a River.

Aunque no se lo vea en la canchas y parezca alejado del fútbol, Aguilar es miembro de la Comisión Organizadora del Mundial de Clubes y representa ad honorem a la Conmebol ante la FIFA. En cuanto a su actividad comercial, conserva el estudio de abogados que formó en 1985, pero el año pasado perdió al 90% de sus clientes y -dicen- tuvo que vender cosas de la herencia que le dejó su madre.

La semana pasada, un matutino porteño quiso hablar con el ex presidente de River para tener su testimonio en un informe que repasaba las deudas de los clubes denominados Grandes; sin embargo, sus allegados agradecieron pero hicieron saber que el ex mandamás del club de Nuñez rompería el silencio, recién cuando River estuviera salvado de la Promoción.

A pesar del silenzio stampa autoimpuesto, "Muy" consiguió testimonios del entorno de Aguilar. ¿Qué dice? Respecto de lo manchada que quedó su imagen, el ex líder del "Millonario" le cuenta a sus íntimos que "el 2010 fue el peor año de mi vida. Jamás imaginé que River me iba a mandar una carta documento". Y si bien le duele no poder ir al club, como lo hizo desde los 6 años hasta el 2009, cree tener elementos para protegerse: "Si en este país pudo defenderse Videla, cómo no lo voy a poder hacer yo".

Otras Noticias