DEPORTES

El "Panadero" confesó que ya había llevado gas pimienta a la Bombonera

Adrián Napolitano declaró en la causa que investiga la agresión a los futbolistas de River.
lunes, 06 de julio de 2015 · 00:00
BUENOS AIRES.- Adrián "Panadero" Napolitano. Su nombre fue uno de los primeros en quedar en el ojo de la tormenta tras la salvaje agresión con gas pimienta contra los futbolistas de River que saltaban al campo de juego de la Bombonera para jugar la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores.

A fines del mes pasado, Boca confirmó que Napolitano y otros seis socios fueron expulsados del club y ahora el "Panadero" enfrentó por primera vez a la Justicia. Las cámaras de televisión lo captaron en Tribunales sonriente y con look renovado. Ya no tiene el pelo largo, como en las fotos que lo hicieron públicamente conocido.

Ante la jueza de instrucción Wilma López, y acompañado por sus abogados Hernán Carluccio y Bárbara Barlett, Napolitano dijo que no era la primera vez que llevaba gas pimienta al estadio de Boca durante un partido.

"Antes del cacheo, unas cuadras antes, me doy cuenta que llevo el tubito del gas pimienta en el bolsillo, que no es la primera vez que me pasa. Ya me ocurrió varias veces que ando con eso encima como defensa propia, por mis horarios de trabajo. Me levanto a las 4 de la mañana y otro sistema de prevención no uso. No es la primera vez que lo tengo", explicó Napolitano.

"No es la primera vez que bajo y lo tengo encima e ingreso a la cancha, una vez me pasó eso en un partido, creo que fue con Vélez", sostuvo Napolitano en su declaración, a la que accedió Infobae. Al recordar ese episodio, ocurrido, según declaró, hace dos o tres años, aseguró que lo usó cuando "unos pungas" lo quisieron arrebatar. Explicó que pudo sortear el cacheo escondiendo el tubito entre sus genitales.

A la jueza le dijo ser el único culpable por el hecho y que fue algo espontáneo, no preparado. "Entre la manga y la escalera había un agujero, chiquito pero se notaba. 'Vamos a putearlos por ahí', dije. Al acordarme que tenía gas pimienta en el bolsillo se me pasó por la cabeza de poder tirarles eso, que jamás en mi vida pensé que iba a llegar a lo que llegó, poder suspenderse el partido", agregó frente a la magistrada.

Según dijo, lo hizo sin mirar "a quién le tiraba ni a quien le caía, vi el agujerito ese y tiré". Sobre los efectos del gas, recordó un episodio cuando él iba en su camioneta junto a su esposa, y el perro mordió un tubito con gas que tenía a bordo. "Cuando pasó eso largó como un polvo, un talco que recuerdo tuvimos que frenar y nos bajamos, nos ardían los ojos y tuvimos que estar cinco minutos y no fue más que eso", rememoró.

En su declaración, se mostró arrepentido. Pidió perdón, dijo que apenas vio el escándalo que ocasionó al tirar la sustancia, se le acercó a Fabián Blanco y le dijo: "Qué pelotudo, la cagada que me mandé".

La jueza le preguntó para qué lo había hecho. "Para intimidar a los jugadores", reconoció. También negó vínculos con "La 12" –"Me conocen y los conozco", dijo– y tampoco con ninguna agrupación política del club, aunque aclaró que "capaz" estaba con Roberto Digón.

El delito por el cual se lo acusa a Napolitano y a otros siete hinchas es excarcelable. Más allá de que están denuncias en curso, como la del presidente de Boca, Daniel Angelici, que pidió investigar si detrás había una asociación ilícita, hoy la Justicia los indagó por un delito que les permite afrontar el proceso judicial en libertad. Desde el entorno de Napolitano aseguraron que el costo del episodio fue no poder salir tranquilo a la calle, algo que es cierto: en alguna que otra ocasión en que se vio forzado a salir a la vía pública, "el Panadero" lo hizo camuflado. Hoy se conoció su nuevo aspecto. (Especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias