Gustavo Alfaro analizó el triunfo de Boca Juniors ante Vélez Sarsfield

Boca Juniors selló su clasificación a las semifinales de la Copa Superliga.
viernes, 17 de mayo de 2019 · 11:39

El elenco que dirige tácticamente Gustavo Alfaro igualó 0 a 0 con Vélez Sarsfield en el tiempo reglamentario y venció a su rival mediante la definición por penales.

Minutos después de la serie de disparos desde los doce pasos, el entrenador del Xeneize habló en conferencia de prensa. “Yo les había dicho a los jugadores que era una eliminatoria muy difícil por el momento, por una seguidilla de partidos importantes, sin poder bajar ese nivel de intensidad y de juego”, comentó en primer lugar.

Luego, el Lechuga se refirió a la gran exigencia física de sus pupilos. “Desde que empezamos a jugar la Copa con Godoy Cruz, a ganarle a Paranaense, a jugar con Central la Supercopa, después en tres días ante Vélez, en cuatro días de nuevo, hay jugadores que se empiezan a caer y lesionar. Hay que jugar más el partido que podés, más que el que querés.

En Vélez no quería perder, quería dar la fase abierta. No lo gana el mejor equipo sino el más inteligente, acá se define por detalles. Después tuvimos otro problema, me quedé sin nueve por la lesión de Wanchope, sumado a que Darío Benedetto estaba más para no jugar que para jugar”, expresó.

Por otro lado, el timonel del club de La Ribera dejó entrever cuál era la clave para controlar el juego del Fortín. “Yo tenía claro que a Vélez, Boca tenía que presionarlo porque tiene un equipo muy rápido. Tuve que armar una presión agresiva sin nueve. Me había tocado con Huracán jugarle sin nueve, y ese día Boca no pateó al arco, sin peso ofensivo. Con línea de cinco, Buffarini y Mas me podían hacer el largo de la cancha, dejar a los tres atrás, nos faltó concretar en ese primer tiempo”, detalló.

Sin embargo, Alfaro reconoció que, en el complemento, sus jugadores no pudieron llevar a cabo lo planeado. “En el segundo tiempo esa intensidad nos costó sostenerla, no tuvimos esa fluidez, veía que queríamos ir para adelante y al perder la pelota, Vélez encontraba espacios para contragolpear.

Era más para contragolpear el partido y decidí partir la mitad de la cancha. El Pipa podía jugar veinticinco o treinta minutos, y por eso planeamos un ida y vuelta para los dos lados”, confesó.

Sobre los últimos minutos del cotejo, Gustavo explicó: “Vélez se encontró con situaciones y terminó chocando con Andrada. Y sin Izquierdoz me vi obligado a rearmar la defensa, para asegurarme llegar a los penales, para pasar como pasamos. Las razones de los cinco fueron diversas y muchas: las necesidades, lo que nos faltaba. Con el poco tiempo de trabajo me gustó el primer tiempo desde la presión y de la agresividad, nos faltó consistencia y recambio como para sostener ese nivel de intensidad en los noventa minutos”.

Para finalizar, el director técnico del cuadro azul y oro palpitó la semifinal de la Copa Superliga ante Argentinos Juniors. “Acá es muy difícil, en estas circunstancias en las que está Boca, planificar más allá del próximo partido. Ahora tenemos una eliminatoria con Argentinos y pienso en el partido de ida. En función del desgaste, de lesionados, tratamos de armar lo más competitivo posible tratando de ver de qué manera”, sentenció.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias