Gremio venció al Inter en el clásico y Coudet se mostró muy enojado por una situación en particular

El argentino reflejó su descontento.
jueves, 23 de julio de 2020 · 13:39

Más de 82.000 decesos y 2.227.514 personas contagiadas de coronavirus en Brasil no impidieron que la pelota volviera a rodar en el país más afectado del continente por la pandemia. Porto Alegre se sumó a las regiones donde se reanudaron las competencias y el equipo de Eduardo Coudet perdió el clásico.

Gremio superó por 1 a 0 al Internacional, conjunto que dirige el entrenador argentino, en el derby de la ciudad que se disputó por la cuarta fecha de la segunda fase del Campeonato Gaúcho.

El partido tuvo todos los condimentos en la previa: el Chacho no pudo contar con cinco de sus futbolistas (infectados de COVID-19), estaba el último antecedente de la trifulca campal que protagonizaron meses atrás en la Libertadores y no se llevó a cabo en el Beira-Rio ni en el Arena do Gremio, estadios de los equipos.

Se jugó en el Centenario, una cancha neutral que despertó mucha polémica antes y después del partido. Más allá de la pálida actuación del Colorado (dijeron presente Renzo Saravia, Victor Cuesta, Damián Musto y Andrés D'Alessandro), el DT de 45 años se mostró muy descontento con el estado del terreno de la cancha.

"Entiendo que obviamente nos falta ritmo, pero es horrible este campo de juego".

De esta manera, en diálogo con Globo Esporte, el ex técnico de Racing se mostró enfadado con la determinación de jugar en ese estadio y si bien recalcó que el Inter no estuvo a la altura futbolística, indicó que significó un condicionamiento.

"Fue malo y Gremio sacó diferencia con la pelota parada. Llegamos dos o tres veces, pero no concretamos. Gremio e Inter juegan buen fútbol e intentan atacar. Es una lástima que salga un partido así".

El único tanto fue convertido por Jean Pyerre a los 17 minutos del complemento, tras una jugada desafortunada en un tiro libre. Coudet no pudo revertir la mala racha ante el clásico de Belo Horizonte (tres partidos sin victorias) y para colmo, sobre el cierre del encuentro tuvo un cruce verbal con Walter Kannemann (el único argentino del Gremio), que no pasó a mayores.

Otras Noticias